VIDEO: Influencer coreana denuncia intento de extorsión en CDMX

La tiktoker Chingu Amiga denunció que fue víctima de un policía que intentó extorsionarla en la Ciudad de México.
Foto: Especial

La tiktoker coreana Sujin Kim, aka Chingu Amiga, denunció que fue víctima de un intento de extorsión en la Ciudad de México por parte de la policía.

A través de su cuenta de TikTok, y con el humor que la caracteriza, Kim relató cómo un supuesto policía habría  intentado extorsionarla o, en otras palabras, sacarle “mordida”, uno de los actos de corrupción más comunes en el país.

Según cuenta la tiktoker, iba manejando junto a su madre cuando un policía las detuvo sin razón aparente. “Me dijo algo, no entendí la palabra”, explicó. Kim estaba asustada porque era la primera vez que la detenían  en México, pero más allá del idioma -que aún no parece dominar- no comprendía lo que había hecho mal.

“Nos dijo ‘vas a tener que pagar  multa'”, relató Kim. “Eso sí lo entendí”, agregó.

El oficial advirtió a la tiktoker que sería “mucha lana” la que tenía que pagar o si no le quitaría su carro, la amenazó. “Lo único que pude hacer es esperar para que hicieran el proceso y pagar la multa”, dijo, “pero el señor no nos indicó el proceso (para pagar), solo estaba mirándonos y nos preguntó ‘¿a dónde van?'”, agregó. Kim le respondió al policía que iría a cenar y así de simple la dejó ir… quizá porque ya sabía que no lograría nada.

“Nos quedamos sin saber qué teníamos que hacer”, y aún se pregunta si tiene que ir a la policía para pagar.

Aquí tienes el video:

El video de Kim fue publicado hace más de 14 horas y hasta el momento de esta publicación ha recibido más de 8 mil 500 comentarios que señalan el abuso policial del que casi es víctima la influencies, pero que ya está muy normalizado en México. “Nomas queria que le dieras la mordida, se pasan Su, pero lamentablemente es comun aqui en México”, le explicó uno de sus múltiples seguidores.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del INEGI, los mexicanos pagan hasta 13 mordidas por minuto a policías o burócratas.

***

ANUNCIO