Venezolana pide no votar por AMLO… y ‘exterminar a ambulantes’

La noche de ayer se volvió viral un video donde una mujer venezolana afincada en México pedía entre lágrimas que los mexicanos no votaran por López Obrador, pues decía haber votado en su momento por Chávez y se sentía decepcionada del socialismo.

De inmediato el video se volvió una tendencia y para la noche lo compartió el mismísimo ex presidente Felipe Calderón, quien emplea mucho tiempo libre en redes sociales, y por Carmen Salinas, quien compartió su espanto con las siguientes palabras: “Escuchen muy bien esto, Dios nos libre de que llegue a pasar algo así, seamos consientes”.

“No sean ingenuos, los venezolanos dijimos: nosotros no somos como los cubanos, y miren lo que nos está pasando”, decía en el primer video.

Ciertamente el video de la venezolana Carmen Martínez podría espantar con relativa facilidad a quienes no simpatizan por López Obrador. La súbita popularidad del testimonio movió a algunos a investigar a la protagonista. Pronto, no pocos en redes sociales anunciaron un descubrimiento llamativo: un video donde la misma venezolana pedía que exterminaran a los vendedores ambulantes.

En concreto, en el video decía sentirse acosada por los vendedores de cupcakes, cada vez que iba a barrios fresas de la Ciudad de México, como la Condesa; le juramos que en Ecatepec no van a perseguirla.

En este video, se quejaba amargamente de cómo fue interrumpida por un vendedor de cupcakes mientras comía una ensalada en la Plaza Oasis, centro comercial ubicado en la esquina de Miguel Ángel de Quevedo con Avenida Universidad, al sur de la capital.

“Tengo que confesarles algo. Es que, neta, me cagan, me recagan, me súper zurran los vendedores de cupcakes. […] ¡Neta, deberían de exterminarlos!”

¿Un video invalida al otro? No necesariamente, pero la facilidad y la candidez con la que emite en video opiniones clasistas mueve a la desconfianza.

Por otro lado, el tamaño de los lugares comunes que dice en ambos videos es tan grande que más de uno ya se pregunta si todo esto no será una mala broma. ¿O será simplemente que hay gente muy voluntariosa que no debería usar el celular?

Con información de Sin Embargo