Un niño de ocho años vende dulces para pagar sus útiles escolares

El pequeño quiere comprar una mochila para este regreso clases
El pequeño quiere comprarse una mochila. (Imagen: Pixabay)

En redes sociales se ha hecho muy famosa la historia de un niño de ocho años que vende dulces para pagar sus útiles. Ángel Antonio tiene un pequeño puesto en la puerta de su casa, ubicada en la Ciudad Obregón en Sonora. El pequeño comercializa productos para ayudar a sus padres.

Ángel Antonio, un menor de ocho años, emprendió un negocio de dulces para comprar sus útiles escolares. Decidió ayudar a sus padres, por tanto, puso un pequeño negocio afuera de su casa. Ésta se localiza en la Ciudad Obregón en Sonora. Al principio, le menor sólo quería una mochila nueva, no obstante, también decidió ayudar a sus padres. Aparentemente, ellos habrían tenido algunos problemas económicos debido a la pandemia de Covid-19.

Por su parte, la madre del menor Alejandra Martínez, promocionó el negocio de si hijo en redes sociales.

Mi niño me dijo que les ofreciera sus dulces por Facebook para él es un gran logro tener su mesita con dulces, él está juntando para su regreso a clases (aunque así dicen y lo terminan gastando en otras cosas ja ja ja), bueno nuestra intención fue apoyarlo en su pequeño negocio para que aprenda un poco de responsabilidad que conlleva ganarse su dinerito bien, así por favor si lo ven aunque sea cómprenle un chicle de peso”, señaló la madre en su publicación.

(Imagen: Twitter@SergeMMuseum)

Los padres del menor no quisieron quitarle la intención de trabajar, además consideran que esto le enseñará responsabilidad al menor. Además el menor se inspira en el trabajo de su padre, quien también vende dulces en diferentes puntos de la Ciudad Obregón. El señor recorre distintas calles en su silla de ruedas. Aunque el menor no está seguro de regresar a clases presenciales, prefiere estar preparado y tener un poco de dinero ahorrado para ayudar a sus padres.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube

ANUNCIO