Tras 13 días intubado, médico del IMSS supera COVID-19 y pasa Navidad con su familia

El doctor llegó un día al hospital para trabajar, pero tras presentar síntomas fue internado de emergencia durante casi dos semanas

Un médico, el doctor Luis Enrique Campa Jáuregui, llegó un día al trabajo con lo que pensaba que era un poco de alergia. Sin embargo, se empezó a sentir cada vez peor y 24 horas después fue intubado. Tenía COVID-19. Afortunadamente, tras 13 días sedado e intubado, superó la enfermedad, justo a tiempo para pasar la Navidad con su familia.

De acuerdo con Milenio, el doctor Campa está adscrito al Hospital General de la Zona (HGZ) Número 8, en Ensenada, Baja California. El médico lleva 25 años de servicio en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Campa llegó un jueves cualquiera al trabajo. Se sentía bien, pero tenía un poco de alergia… O eso fue lo que pensó, porque ni siquiera pudo terminar su turno. Según el periódico, en su caso se presentó la COVID-19 de manera súbita. Mientras seguía laborando, sintió un cansancio inusual, por lo que le pidió a compañeros de Urgencias que le dieran su opinión.

El doctor Campa. (Imagen: IMSS)

Una radiografía de tórax reveló lo que ocurría. Presentaba anomalías y al poco tiempo comenzó a tener problemas para respirar. Sus compañeros lo internaron de manera inmediata.

Campa recibió atención inicial. Sin embargo, a las 24 horas, fue sedado e intubado con un diagnóstico grave, señaló Milenio. Una vez sedado, fue transferido a la Unidad de Cuidados Intensivos.

Trece días críticos por COVID-19

Campa no recuerda más. De repente, un día su condición mejoró. Logró sobrevivir, dijo al medio, gracias a los 56 años de vida que ha llevado de manera sana, sin malos hábitos ni enfermedades. Para cuando se recuperó de la fase crítica, habían pasado 13 días.

No sabe qué pasó en todo ese tiempo, pero está convencido que no lo hubiera logrado sin la experiencia, cuidado y dedicación del persona de hospital en el que trabaja.

De acuerdo con Milenio, Campa se siente afortunado de estar en su casa, con su esposa e hijo. Además de poder pasar la Navidad con ellos, iniciará su rehabilitación física y respiratoria.

Publicidad