¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Ahora podrás tramitar tu cédula profesional por Internet

El trámite de cédula profesional es la última piedrita en el zapato de la educación en México. Este documento, con el que se avala de manera oficial los años de estudios y el desarrollo profesional de alguien, ahora podrá ser tramitada a través de Internet porque estamos en el futuro (desde hace mucho, pero en México somos lentos).

Otto Granados Roldán, el titular de la Secretaría de Educación Pública, informó que entrará en operación una campaña para que se comience la digitalización de este documento. Con esto, tanto la solicitud como la expedición del documento será en Internet, para que ya no tengas que hacer filas y convivir con la gente y el sol de las oficinas gubernamentales.

Este proceso modernizador de la cédula profesional comenzará a operar durante este mes de la mano del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y el Tecnológico Nacional de México (TecNM). Estas dos abrirán el camino para que se pruebe la funcionalidad de esta nueva forma de realizar el trámite, que antes era únicamente en oficinas.

Según la SEP, las solicitudes serán recibidas en línea, como ya se hacía anteriormente, pero tanto la documentación como la consecuente entrega del documento se hará de la misma forma, llevándonos de a poquito a ese futuro donde habrá cédulas digitales y, posiblemente, automóviles que vuelen (bueno, no exactamente).

Estas dos instituciones no serán un proyecto de prueba, simplemente son las dos con las que se inicia y la SEP dará un periodo de seis meses a todas las demás universidades e instituciones educativas de nivel superior para acoplarse a este sistema.

Esto, claro, facilitará el proceso de las aproximadamente 200 mil personas que solicitan este documento, que es muchas veces un requisito para ejercer y traba sus posibilidades en el mundo laboral, que requiere de un papel que avale sus conocimientos, antes que la práctica y el ejercicio de los mismos.

De cualquier manera, el reducir los costos burocráticos es un ganar-ganar tanto para los ciudadanos como para el gobierno y, en el proceso, hasta se ahorra un poco de papel de tantas fotocopias innecesarias que requieren estos mismo procesos de documentación.

Con información de El Financiero