Tijuana, capital mundial del turismo médico

Cruzan de este lado para atender su salud...
Tijuana, potencial destino del turismo médico. Imagen: Especial.

Fenómeno curioso: hay norteamericanos que odian que los mexicanos vayan a su país de forma indocumentada, pero que no tienen empacho para visitar México con fines que rebasan lo turístico. Este es el caso del turismo médico. Nuestro país ofrece costos que difícilmente podrían obtener en Estados Unidos, por lo que somos una opción ideal para curarse sin quedar en la ruina. Y la capital de este turismo es, por mucho, Tijuana. 

En estos momentos en los que la política de salud de su país se mira en crisis, la mayor parte de su población recurre a México, en específico a Tijuana para realizarse revisiones médicas, incluso cirugías mayores, así como tratamientos estéticos.

Tijuana se ha convertido en un destino potencial de turismo médico, es el segundo lugar sólo por debajo de Tailandia. Sus tratamientos cubren desde dolores de cabeza, cirugías como bypass cardiaco o gástrico y todo lo que hay del mundo “wellness” que se refieren tratamientos de spa, yoga, relajación, mascarillas o tratamientos naturales para la piel.

El Cómite de Turismo de Tijuana mencionó que 2017 fue el mejor año con derrama económica de mil 50 millones de dólares.

“Ese cifra representa 4.9 por ciento del total de la derrama económica que dejó el turismo extranjero el año pasado, al ingresar 21 mil 333 millones de dólares, y equivale a 3.5 por ciento de la Inversión Extranjera Directa que captó México en 2017 (29 mil 695 millones de dólares).”, (Vía: El Heraldo)

La razón de su éxito está relacionada directamente al costo, pues este reduce drásticamente comparado con el precio que los norteamericanos pagan por su salud en Estados Unidos. En este caso, se reduce casi del 81 al 55% según el servicio que se requiera.

De hecho, el Sistema de Médicos Nacionales (SIMNSA) en Tijuana informó que recibe en un año a más de medio millón de turistas de salud, lo que se traduce en aproximadamente 90% de personas latinas del sureste de California y 10% de Nevada, Oregon y Washington, así como Canadá.

En Tijuana el servicio es muy diferente a otras áreas, donde el turismo médico es casi quirúrgico, hospitalario y son procedimientos muy definidos; en Tijuana, es todo, son dolores de cabeza, dolores de estómago, por la proximidad con San Diego y Los Angeles, aseguró Francisco Sabás Carrillo, fundador y director de Simnsa. (Vía: El Heraldo)

Todo el potencial crecimiento que Tijuana pudiera tener como destino del turismo médico se debe a que desde que Donald Trump tomó posesión en 2017, ha buscado eliminar la Ley para la Protección de Pacientes y Cuidados de la Salud Asequibles que Obama mejoró para que más de 50 millones de personas de bajos ingresos tuvieran acceso a los servicios mediante la cobertura Medicare.

La cobertura del famoso “Obamacare” fue un éxito pero le cuesta al gobierno de Trump cerca de 120,000 millones de dólares. Por lo tanto, el destino médico en el que México quiere convertirse debe trabajarse desde ahora corrigiendo parte de sus vicios como lo son la corrupción, las malas prácticas médicas, estafas, realizar tratamientos sin consentimiento o pedir anticipos, pues estos fueron tan sólo unos de los pocos motivos de queja que la Comisión Nacional de Arbitraje Médico recibió por parte de pacientes norteamericanos que acudieron a Tijuana a realizarse tratamientos médicos.

“Si queremos brillar como destino médico, México tiene que pasar por un perfeccionamiento en la calidad de los servicios, no sólo de las instalaciones.”, advierte el Doctor Najmabadi del Hospital Punta Mita. (Via: Forbes)

Finalmente, otra de las tareas que hay que atender para destacar y detonar como como turismo médico implicaría que los hospitales tuvieran certificaciones internacionales para así atraer a clientes con cobertura de seguro completa y que sus aseguradoras pudieran cubrir sus tratamientos hechos en México además de mejorar la infraestructura del destino para brindar confianza a los americanos.