Tienes ISSSTE pero tu enfermedad ‘no la cubre’: la historia de Nina

A sus 38 años, Nina ha padecido dos cánceres: hace dos años, sobrevivió un cáncer de mama tras una mastectomía y varias quimioterapias. Tras haber sido diagnosticada en remisión, se le hicieron estudios genéticos por su historial familiar; resultó que Nina padece el síndrome de Li-Fraumeni, que la hace proclive a generar tumores y cánceres por todo el cuerpo. Aunque está afiliada al Instituto Seguridad y Servicio Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y existe un tratamiento para su enfermedad, la dependencia se ha negado a proporcionárselo.

En México, de acuerdo al Coneval, alrededor del 60% de la población no tiene Seguridad Social: no tiene servicios de salud básicos ni de emergencia, mucho menos seguimiento a padecimientos crónicos o acceso a medicina preventiva. De los que sí, la mitad utilizan el Seguro Popular en sus muy diversos planes y coberturas.

Nina Yazmín González Madrigal está cubierta por el ISSSTE. Se atendió en los servicios médicos de los trabajadores del Estado cuando, en 2016, le detectaron un cáncer en la mama izquierda; después de una mastectomía y varias quimioterapias venció al cáncer y entró en remisión.

La historia de su familia, que ha padecido constantemente cánceres en diversas partes del cuerpo, fue una señal de alerta para sus médicos, por lo que le hicieron estudios genéticos para determinar si el tumor cancerígeno que venció tuvo que ver con su herencia familiar o fue por algo ambiental.

Los resultados mostraron que Nina padece una mutación en el gen TP53, conocida como el Síndrome Li-Fraumeni (LFS). Esta mutación la hace altamente susceptible a desarrollar todo tipo de cánceres, incluso los más ‘extraños’. Por lo que ahora, cuando se le diagnosticó tardíamente un tumor, un fibrosarcoma, en la pierna derecha, no era una sorpresa. (Vía: Nature)

En la página Change.org, familiares y amigos de Nina están compartiendo su historia, pues no sólo se trata de un mal servicio, sino que los médicos del ISSSTE, en lugar de darle el tratamiento específico para su enfermedad (que ella misma dice que cuesta alrededor de $200 mil pesos), están tratando su fibrosarcoma con quimioterapia, a pesar de que, dice, saben que no funcionará: tiene entre 18 y 30% de éxito, dicen:

“El personal médico le ha comentado que el medicamento que necesita solamente se maneja por pedido, han pasado ya más de 4 meses y como no se le ha hecho entrega del medicamento necesario para que Nina continúe con su vida, el ISSSTE ha optado por realizar más quimioterapias, a sabiendas que el porcentaje de éxito es mínimo.” (Vía: Change.org)

En repetidas ocasiones,  Plumas Atómicas intentó comunicarse con el ISSSTE para saber si tienen un posicionamiento respecto al caso de Nina, sin embargo nunca tuvimos respuesta.

Por: Redacción PA.