TEPJF exige a Barrales renunciar a dirigencia del PRD o a su curul en el Senado

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dictó de forma unánime que Alejandra Barrales tiene que dejar la presidencia del Partido de la Revolución Democrática (PRD), pues los estatutos de su mismo partido indican que no puede ser, al mismo tiempo, dirigente nacional y senadora.

Bien dicen que el pez por su boca muere… tal es el caso de Alejandra Barrales, senadora por la Ciudad de México y dirigente nacional del PRD. Alguien de su equipo debió de leer con más calma los estatutos del partido y darse cuenta (¡amiga, date cuenta!) de que tarde o temprano alguien le armaría de jamón las tortas. (Vía: El Universal)

Y el jamón y las tortas las armó el también senador (pero ya no perredista) Carlos Sotelo. El que fuera integrante del grupo del PRD Militantes de Izquierda, presentó el recurso ante el TEPJF, mismo que fue discutido y votado en esa misma Sala. Entonces se dio el mismo dictamen: Barrales tenía que abandonar la presidencia o pedir licencia como senadora… pero, bien, gracias. (Vía: Proceso)

Perfil de la senadora Barrales en el Senado

Esta vez ya no le quedará de otra a la senadora: el PRD tiene que renovar su presidencia el 11 de diciembre, pero tiene sólo hasta el 9 para renunciar a ella o pedir licencia. Si bien Barrales ha cedido su puesto en el Senado a Martha Tagle, su suplente y actualmente senadora en funciones, no es lo mismo que pedir licencia, por lo que tendrá que tomar la decisión pronto: ¿se queda sin PRD o sin curul? (Vía: Sistema de Información Legislativa)

Al parecer no hay tanta prisa… o tiene medio mezcladas sus prioridades. La meta siguiente para Barrales es lograr la candidatura del Frente Ciudadano para la Ciudad de México, sin competencia directa de ningún perredista y con el PAN y Movimiento Ciudadano diluidos en la capital, quizá logre su objetivo.

La pregunta del millón para todos ya no es si Barrales llegará a la boleta, sino si habrá Frente Ciudadano para cuando lleguen las elecciones.