Te lo firmo y ¿te lo cumplo? Peña solo ha cumplido 61 de sus 266 compromisos

Cuando Enrique Peña Nieto realizaba su campaña electoral, para convertirse en Presidente de México, repitió su táctica política como gobernador del Estado de México y firmó –ante Notario Público- 266 proyectos que se comprometía a realizar en caso de ocupar el máximo cargo. Cuatro años después de aquel momento, el Presidente de la República sólo ha cumplido 61 de todos sus compromisos asumidos.

El día de hoy, hay 205 compromisos sin realizar. Únicamente se ha cumplido con un 22.9% de lo comprometido en campaña, lo que significa que hay un 77% del nivel de incumplimiento en el gobierno de Peña Nieto. Tomando en cuenta el porcentaje de cumplimiento en relación al tiempo que lleva su administración, se obtiene que necesitaría otros dos sexenios para alcanzar la cifra que ofreció. (Vía Sin embargo)

La velocidad con la que los compromisos se han cumplido no brinda un balance favorable en ningún sentido. En los primeros 2 años de su mandato, el presidente sólo había logrado cumplir el 4.8% de sus promesas. El tercer año, la cifra creció un poco más y llegó al 10.52%, pero a 2 años de que su administración concluya, a duras penas se ha cumplido menos de una cuarta parte. (Vía Sin embargo)

Aunque la velocidad de cumplimiento se intensificó en 2015 y 2016 puede decirse, considerando un promedio de 15.25 compromisos cumplidos por año, el Jefe del Ejecutivo requeriría gobernar otros 13.44 años para alcanzar su meta.

El análisis que el diario Sin embargo realizó sobre la lista de compromisos, revela huecos en materia de Transparencia, Cultura, Medio Ambiente y Política. Aunque el primer compromiso de firmado por Peña es la creación de una comisión anticorrupción, a través del Sistema Nacional Anticorrupción, hasta hoy ésta no ha sido conformada.

En materia económica, los presagios tampoco son alentadores. El Fondo Monetario Internacional (FMI) informó que la economía mexicana no crecerá al 3% sino hasta la siguiente década, muy a pesar de las reformas estructurales y los recortes al Gasto Corriente. Recientemente la calificadora Standard and Poor’s (S&P) modificó de “estable” a “negativa” la calificación de impago de la deuda del gobierno mexicano y consideró que la tasa de crecimiento del país es “decepcionante”.

Los ajustes al gasto público son otro de los factores que más ha afectado el cumplimiento de las promesas, pues en los últimos dos años han tenido que realizarse recortes millonarios para hacer frente a consecuencias económicas internacionales. La Secrearía de Comunicaciones y Transportes (SCT) ha sido una de las instituciones más perjudicadas por los recortes y es la que concentra el mayor número de promesas hechas en campaña. De 154 que le conciernen, sólo 27 se han concretado.

Presidencia reconoce los rezagos existentes en cuanto a cumplimiento, pero no brinda una explicación clara. La Primera Magistratura sostiene que, al final del sexenio, los 266 compromisos estarán cumplidos. (Vía Sin embargo)