¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Agricultores y Secretaría de Economía acusan de injustificado incremento a tortilla

ACTUALIZACIÓN 3 de enero: Académicos y organizaciones campesinas denuncian que el incremento al kilo de tortilla anunciado por la Unimtac es un “juego chueco” y mera especulación, pues la tonelada de maíz blanco se ha mantenido estable.

Así mismo, la Secretaría de Economía (SE) acusó que las declaraciones de Lorenzo Mejía Morales, presidente de la Unimtac, de aplicarse en la práctica, podrían ser violatorias de la Ley Federal de Competencia. Debido a que no es la primera vez que esta Unión Nacional busca forzar un incremento al precio de la tortilla, la dependencia advirtió que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reforzará la vigilancia sobre las tortillerías para que no suban el precio de la tortilla.

“Ya la Comisión Federal de Competencia ha remitido cartas en las que advierte que este tipo de declaraciones pueden llegar a constituir prácticas monopólicas absolutas, al tratarse de acuerdos entre competidores, tomados con el objetivo de manipular precios”, declaró la SE a La Jornada

Mientras, Mejía Morales respondió a los señalamientos de la SE: el aumento sí está justificado por el incremento de los energéticos y el gobierno debería tomar medidas para solucionar el problema y no generar una “cacería de brujas”:

“La  Unión Nacional de Industriales de Molinos y Tortillas es una asociación civil sin fines de lucro y no nos estamos coludiendo quienes participamos en dicha asociación. No estamos haciendo ningún monopolio, luego entonces si quieren que no se diga nada y que se aumente el precio sin ningún tipo de comentario, con mucho gusto lo hacemos. Ya nos vamos a quedar calladitos y simplemente se van a reflejar los aumentos en donde se tengan que reflejar a la hora que se tengan que reflejar“, declaró en entrevista con Milenio

O sea… ¿cómo?

*************

El kilo de tortilla podría llegar a costar hasta 17 pesos, luego de que la Unión Nacional de Industriales de Molinos y Tortillas (Unimtac) anunciara que prevén aumentar entre $1.50 y $3.00 pesos su costo al comienzo de este año.

En algunas regiones del país, informó Lorenzo Mejía Morales, presidente de la Unimtac, este incremento se comenzó a aplicar desde Navidad, pues muchos productores “no podían aguantar” hasta el 2018. La subida en los precios de la luz, gas y maíz es, dice Mejía Morales, una de las principales razones por las que han tenido que hacer el ajuste, pues sus miembros en muchas ocasiones no cuentan con subsidios para su consumo eléctrico o de gas. (Vía: El Universal)

“Decían que no iban a poder aguantar hasta 2018, así es que de manera general tanto la materia prima como los energéticos están orillando a todos los industriales a modificar los precios. La variación en el incremento de 1.5 a tres pesos dependerá de cada región del país“, indicó Mejía Morales (Vía: La Jornada)

También el alza en el dólar ha impactado el costo de la tortilla. En algunas zonas, como Jalisco y Nayarit, donde se importa el grano para consumo humano, la repentina subida a más de 20 pesos por dólar presionó para que la tortilla se vendiera más cara.

Según el presidente de la Unimtac, el sismo del pasado 19 de septiembre frenó un programa piloto para regularizar y estabilizar el costo de producción de tortilla. En ese programa, los miembros de esa Unión mantendrían estable el precio de la tortilla ya que contratarían su energía eléctrica con una empresa privada que les ofrecía precios entre 10 y 15% menores a los de la Comisión Federal de Electricidad.

El precio del kilo de tortilla, como el de la gasolina y el gas, no es el mismo en todo el país: depende del acceso a maíz barato, el costo del gas y de la electricidad, mismos que fluctúan constantemente. El centro del país y otras zonas con alta producción del grano tienen a ser donde se vende más barata la tortilla, mientras que Jalisco y el norte del país donde se vende más caro.