Soriana culpó a discapacitado de robo y luego se retracta

Los hechos ocurrieron cuando el hombre discapacitado tomó dos manzanas pero al no tener donde echar la fruta optó por meterla en una mochila.

El 20 de abril de este año, Erick Javier, de 32 años y discapacitado, entró a una tienda Soriana y tomó dos manzanas y un refresco, después se dirigió  a las cajas a pagar la mercancía, pero en el camino fue embestido por un empleado acusándolo de robo.

De acuerdo con el diario Reforma, Javier es una persona con discapacidad intelectual a la que la tienda le adjudicó un monto de robo de 21 pesos en el supermercado ubicado en la Colonia Ciruelos en la Delegación Coyoacán.

Y aunque el afectado sólo sabe escribir su nombre, no sabe leer y se comporta como un niño de 10 años, en el Ministerio Público lo hicieron firmar una declaración según indicó el diario.

Los hechos ocurrieron cuando Najar Montaño tomó dos manzanas, sin embargo, al no tener donde echar la fruta optó por meterla en una mochila, luego caminó hacia los refrigeradores para agarrar un refresco.

Pero trascendió que en la bodega de la tienda el hombre fue golpeado por el personal de seguridad, lo sacaron por la puerta trasera y lo ingresaron a una patrulla para llevarlo al Ministerio Público.

Ya en el MP, de acuerdo con el abogado del acusado, Soriana no buscó un acuerdo reparatorio, pese a que el monto de la mercancía equivalía a 21 pesos y nunca salió de la tienda.

“La mercancía jamás fue robada, las manzanas y el refresco salieron por la puerta de atrás y jamás por el área de cajas, además Erick Javier se dirigía a pagar cuando fue golpeado”, explicó Félix Piceno, abogado de Erick.

Pero por el presunto robo, el acusado lleva ya más de 20 días en el Centro Varonil de Rehabilitación Psicosocial (Cevarepsi), de hecho su abogado indica que el Juez 31 Penal no le ha otorgado libertad pese a los exámenes psicológicos que se le han practicado donde se demuestra la discapacidad intelectual.

La defensa del acusado ha pedido los videos de la tienda, pero el representante legal de Soriana argumentó que no puede mostrarlos porque ya fueron borrados del sistema de cámaras de vigilancia.

Sin embargo, la empresa Soriana decidió desistir ante el proceso legal que enfrenta el hombre después de que se diera a conocer el caso. La empresa explicó, en una carta enviada a Reforma, que Erik Javier Najar Montaño fue detenido fuera de la línea de cajas y no en el interior de la tienda, como lo mencionó su abogado.

“El acusado fue detenido una vez que se comprobó que no había realizado el pago de la mercancía”, explicó Soriana en un comunicado.

Pero de acuerdo con la versión de su abogado, la mercancía jamás fue sustraída pues, argumentó, la detención se hizo antes de llegar al área de cajas. Asimismo, la empresa defendió el actuar del personal de seguridad explicando que se procedió con total respeto a Erik Javier Najar Montaño y en apego a su manual de procedimientos.

Soriana expuso que el personal de la tienda procedió ante las autoridades correspondientes, pues la discapacidad de Najar Montaño no es evidente. “Consideramos importante señalar que el joven Erick Javier Najar Montaño se conduce con total independencia y no es visible ni evidente la enfermedad que se señala”, declaró la tienda.

Ya en el MP, la parte afectada se negó a llegar a un acuerdo reparatorio, como lo establece el nuevo Sistema Penal Acusatorio, y en el que Najar Montaño hubiera quedado en libertad al subsanar el daño, el pago de 21 pesos.

Pero ante la discapacidad que presenta el hombre, la empresa tomó la decisión de desistir a la denuncia a las autoridades, por lo que se espera que Najar Montaño obtenga su libertad en las próximas horas.

“Tomando en consideración el estado de discapacidad que manifiesta tener (Najar Montaño), así como en atención a su solicitud y el de sus familiares, hemos decidido desistir a la denuncia ante las autoridades correspondientes”, mencionó Soriana.