Solicitaron a la Interpol detener a “Los Porkys”

El padre de la víctima ya había publicado una carta abierta para denunciar una campaña de desprestigio de los "Porkys" en contra de su hija.
Porkys

Autoridades de México han solicitado la detención de tres de los cuatro jóvenes conocidos como “Los Porkys” a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol). Estos jóvenes, como se sabe, están acusados de atacar sexualmente a una menor de edad en el estado de Veracruz.

Uno de ellos actualmente se encuentra en España y los otros dos al parecer están en los Estados Unidos, según informaron a la agencia Efe fuentes oficiales. A su vez, estas mismas fuentes detallaron que un juez local giró órdenes de arresto contra tres de los muchachos señalados públicamente por participar en la violación en enero de 2015 de la joven que contaba 17 años en el momento de la agresión.

Luego de las investigaciones realizadas por la Fiscalía General del Estado de Veracruz, el magistrado determinó que había elementos suficientes para pedir la orden de aprehensión contra tres implicados por el delito de pederastia, que permite configurar más agravantes y dar una mayor atención a la víctima.

Por lo tanto, las autoridades locales y federales emitieron de manera inmediata una ficha roja de captura a la Interpol contra tres implicados, cuyos nombres no han sido revelados de manera oficial.

En enero de 2015, la joven fue atacada sexualmente, según su propios testimonios, por cuatro jóvenes de lato poder adquisitivo conocidos como “Los Porkys de Costa de Oro”, en un inmueble del lujoso fraccionamiento de Costa de Oro del municipio de Boca del Río.

Sin embargo, los padres de la menor presentaron una denuncia penal en el mes de mayo mayo de 2015, debido a que la víctima les había pedido no hacerlo, luego de un intento de pacto con los padres de familia de los cuatro jóvenes señalados del delito.

Este acuerdo, el cual fue incumplido, contemplaba que pidieran disculpas en una grabación de video por lo sucedido, que recibieran atención psicológica y que se alejaran de la muchacha si se la encontraban en lugares públicos.

Sin embargo, fue a principios del 2016, Javier Fernández, padre de la víctima, publicó una carta abierta y los videos de los jóvenes para denunciar una campaña de desprestigio en contra de su hija y la falta de resultados por parte de las autoridades.