Sindicato de trabajadoras del hogar

Este 17 de septiembre se registró el Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Distrito Federal. Aunque en este momento están inscritas menos de cuarenta trabajadoras en la organización sindical, su creación significa un gran paso en el trabajo por los derechos laborales de este sector obrero de nuestra sociedad.

Las trabajadoras y los trabajadores del hogar han sido invisibilizados en nuestro país durante mucho tiempo. La mayoría de estas personas carece de un contrato laboral: trabajan más de ocho horas al día, no tienen seguros médicos, son despedidas sin justificación alguna y, en algunos casos, ni siquiera cuentan con el material necesario para realizar sus labores (guantes de hule, cubrebocas, químicos de limpieza, cubetas, entre otras cosas).

No obstante, hay organizaciones pendientes de la situación laboral de personas que se dedican a la limpieza del hogar. Una de ellas es el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar:

organización de mujeres empleadas del hogar comprometidas con las reivindicaciones a favor del trabajo del hogar remunerado y no remunerado, que promueve y defiende los derechos humanos y el desarrollo personal de quienes lo realizamos, con una perspectiva de equidad y justicia social.

De acuerdo con un estudio realizado por Ileana Moreno Ramírez, en el año 2010, había más de dos millones de trabajadoras domésticas en México: 9 de cada 10 eran mujeres, 60% de ellas pertenecían al sector socieconómico medio-bajo y el 64% tenía apenas una instrucción primaria o inferior.

La existencia de un sindicato que proteja y respalde las labores de este sector permitirá mejorar las condiciones de trabajo y de vida para todas esas personas que ofrecen sus servicios de aseo en casas.

Por: Redacción PA.