Semarnat autorizó basurero tóxico en Wirikuta

Semarnat aprobó la construcción y operación de un basurero de desechos tóxicos, en el municipio de Santo Domingo, San Luis Potosí, territorio wirikuta.
basurero

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) aprobó la construcción y operación de un basurero de desechos tóxicos, en Santo Domingo, San Luis Potosí; municipio perteneciente al pueblo huichol. 

En este sitio, se planea confinar 185 mil toneladas anuales de desechos industriales (como cianuro, arsénico, cromo, cadmio, mercurio y otros metales pesados), en un predio de 600 hectáreas. Dichas hectáreas forman parte del rancho de la compañía Centro de Ingeniería y Tecnología Sustentable Palula SA. de CV. (CITSU), propiedad de José Cerrillo Chowell, quien es empresario minero, accionista de varias casas de cambio y ex dirigente de la Cámara de Mineros Mexicanos.

Según seis investigadores de El Colegio de San Luis Potosí, el proyecto aprobado por Semarnat es ilegal, ya que incumple con la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente. Dado que esta región se ubica dentro de un área natural protegida, el basurero devastaría la flora y fauna; y no solo eso, también arruinaría las mismas comunidades que habitan en esta zona desértica del centro del país, pues además de vulnerar la salud de sus habitantes, también afectaría los cultivos que son su sustento.

Además, los habitantes de estas comunidades no fueron previamente consultados, ni informados; procedimientos que prevé la ley, en tanto que se debe garantizar que la población siempre sea informada, más cuando proyectos de esta envergadura podrían afectarlos directamente.

Asimismo, todo el proceso legal de la construcción del basurero ha estado plagado de irregularidades, como así lo expresó en conferencia de prensa, Edgar Coronado, miembro del Comité en Defensa de la Vida de Santo Domingo (agrupación creada a finales de 2015):

“Hubo falsificación de firmas para que se pudiera cambiar el uso de suelo y se le pudieran otorgar a la empresa los permisos de construcción. Además, nunca se consultó a la población sobre si queríamos este basurero, no hubo una consulta pública” (Vía Animal Político)

El municipio de Santo Domingo es uno de los territorios sagrados, junto con Real de Catorce, Cedral, Charcas, Matehuala, Vanegas, Villa de Guadalupe y Villa de la Paz, propios de los pueblos indígenas Wixarika. Fue en esta zona de alrededor de 140 mil hectáreas donde según esta cosmogonía, se gestó la creación del mundo.