Según el INEGI, aumentó en un 10.5% la población de adultos mayores que labora

Seis de cada diez integrantes de la población económicamente activa (PEA) carecen de un esquema de ahorro o protección financiera que les permita tener programar un retiro digno

En lo que va del gobierno de Peña Nieto, ha aumentado en 10.5 % el número de trabajadores que tienen más de 60 años y aún siguen laborando, según indicaron las cifras laborales más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De acuerdo con el diario La Jornada, hasta el primer semestre de 2016, el organismo contabilizó 4 millones 722 mil trabajadores sexagenarios, e incluso de más edad en todo el país.

Esta cifra implica 450 mil más respecto a los que existían cuando comenzó el gobierno del actual presidente, ya que a finales de 2013 sumaron 4 millones 272 mil.

La población de sesenta años y de más edad que todavía labora, sea que cuenten con un empleo formal o se dediquen a actividades informales, representan 9.8 % de toda la población ocupada en la nación.

De tal modo que, de acuerdo con estas cifras, prácticamente uno de cada diez trabajadores mexicanos tiene por lo menos 60 años. A su vez, el 58 % declaró ser trabajadores independientes, es decir, 2 millones 756 mil, de los cuales 29.7 % son mujeres. El comercio y los servicios acaparan 57.4 % de la fuerza laboral de esta población.

Sin embargo, más de la mitad del total de este grupo poblacional, 2 millones 445 mil, ganan menos de dos salarios mínimos o 2 mil 191 pesos al mes, y otros 549 mil no perciben ningún tipo de ingreso pese a la labor que desempeñan.

Por otra parte, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), señaló que en México, seis de cada diez integrantes de la población económicamente activa (PEA) carecen de un esquema de ahorro o protección financiera que les permita programar un retiro digno, y resaltó que en el país sólo 17% de los adultos mayores reciben pensión.

La situación de los adultos en edad productiva es preocupante. Cuando tengan 65 años de edad, muchos de ellos dependerán económicamente de terceros, es decir, de sus hijos, familiares, asilos o la asistencia social, porque no tienen planes formales de retiro y, por lo tanto, no tendrán los recursos económicos para ser independientes en sus necesidades básicas, expresó Carlos Gay, director de Vida y Pensiones de la AMIS.

Asimismo, cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ofrecidas por la AMIS señalan que sólo 17 % de los adultos mayores percibe una pensión; mientras que 58 % de los hombres y 32 % de las mujeres mayores de 60 años obtienen ingresos porque trabajan o tienen algún negocio.

El INEGI ha informado que para 2050, el 23.3 % de la población de sexo femenino, y 19.5 % de la población masculina tendrán 60 años o más, y por ello es indispensable que se busquen alternativas financieras que garanticen una vida digna cuando se llegue a la tercera edad.

La AMIS también detalló que una persona que percibió un salario de 10 mil pesos mensuales recibirá 3 mil pesos para vivir su vejez, cantidad que no le alcanzaría para mantener el nivel de vida que tenía antes de retirarse.