Se inaugura una de ocho universidades pagadas por Morena

Este viernes se inauguró una de las universidades pagadas por legisladores del partido político Morena.

Este viernes se inauguró una de las universidades pagadas por legisladores del partido político Morena. Cada uno destinó la mitad de su salario para pagar por el inmueble, el mobiliario y los sueldos de los profesores de la recién creada Escuela Intercultural Bilingüe María Alicia Martínez Medrano, ubicada en Valladolid, Yucatán. Se trata de una institución bilingüe en maya y español, privada y gratuita.

A la inauguración asistieron diversos profesores y miembros de instituciones educativas, así como algunos líderes del partido. Andrés Manuel López Obrador no se presentó en persona, pero llamó vía telefónica desde la sierra Tarahumara y expresó su confianza inquebrantable en la democracia y la justicia en México. La secretaria general,  Yeidckol Polevnsky, declaró que en su partido político se ve a la educación y a la cultura como vías para mejorar el país, más efectivas que la instalación de puestos policiacos o fuerzas armadas.

La convocatoria de inscripción a estas escuelas superiores fue anunciada por el partido el 30 de septiembre de 2015. El 2 de octubre se abrieron plazas de ingreso para todas las escuelas existentes, ubicadas en municipios regidos por Morena:

  • Escuela de Contabilidad y Administración Pública Carmen Serdán, en Azcapotzalco;
  • Escuela de Derecho Ponciano Arriaga, en Cuauhtémoc;
  • Escuela de Ingeniería Heberto Castillo Martínez, en Tláhuac;
  • Escuela de Medicina Comunitaria y Salud Integral Dr. Guillermo Montaño Islas, en Tlalpan
  • Escuela Normal Othón Salazar Ramírez, en Xochimilco;
  • Escuela de Agricultura de la Universidad de Calkiní, Campeche;
  • Escuela de Derecho Alberto Pérez Mendoza, en Comalcalco, Tabasco;
  • Escuela Normal Intercultural Bilingüe María Alicia Martínez Medrano, en Valladolid, Yucatán.

El objetivo de estas organizaciones educativas es, desde su inicio, encontrar opciones alternas a la educación con políticas neoliberales y con niveles de exclusión alarmantes. A pesar de las buenas intenciones, es relevante aclarar que, al parecer, la única escuela que cuenta con un inmueble es la que ha sido inaugurada recientemente.

De acuerdo con El Financiero, las universidades de Movimiento de Regeneración Nacional ni siquiera están registradas en la Secretaría de Educación Pública, por lo que carecen de reconocimiento oficial. La intención cuenta pero ¿y la seriedad del proyecto?