Salió libre joven con discapacidad acusado de robo por Soriana

La cadena de tiendas había señalado que no era "visible ni evidente" la enfermedad que padece el joven de 32 años.
Soriana

Después de estar 24 días recluido en el Centro Varonil de Rehabilitación Psicosocial (Cevarepsi), Erick Najar Montaño salió libre la noche de ayer martes 24 de mayo luego de que la cadena de tiendas Soriana desistiera de la denuncia en su contra por el presunto robo dos manzanas y un refresco, los cuales sumaban un costo total de 21 pesos.

A su vez, el tío del joven que padece discapacidad intelectual, confirmó al portal de noticias Animal Político que Erick ya salió del penal y que se encuentra en buen estado de salud.

“Afortunadamente, a Erick lo mandaron a un penal que es para personas que tienen alguna discapacidad. Allí el tratamiento fue bueno y la atención médica también, aunque no deja de ser un penal”, expresó Montaño, quien señaló que  su sobrino “no robó nada de la tienda”, a pesar de lo cual los del equipo de seguridad de la tienda “lo trataron como si fuera un delincuente”.

“Cuando los de seguridad le dijeron que le iban a hacer una revisión de la mochila, se la hacen pero agrediéndolo, torciéndole la mano. Y cuando lo agreden, lo sacan por la puerta trasera de la tienda, y luego dicen que Erick fue quien golpeó a los guardias para acusarlo de robo agravado con violencia”, expuso Ángel Montaño.

Asimismo, Montaño aseguró que a pesar de que la defensa de Erick pidió a la tienda que mostrara los videos del supuesto robo con violencia, la cadena aún no se los ha mostrado.

Por su parte, la empresa  insistió, en un comunicado, que su personal de seguridad actuó según los protocolos en la detención de Erick Najar Montaño al entregarlo ante las autoridades ministeriales.

Además, la cadena de tiendas señaló que no era “visible ni evidente” la enfermedad que padece el joven de 32 años, por lo que una vez que quedó constatada su discapacidad, la empresa retiró “de buena voluntad” los cargos en su contra, “en atención al estado de salud” del joven.

Pese a eso, los familiares de Erick sostuvieron que “es muy evidente a simple vista” la discapacidad intelectual de Erick.

“Además, al momento de que lo registran él traía su credencial de una escuela especial para personas con discapacidad a la que lleva asistiendo toda su vida. Y eso lo vieron los guardias, porque en las actuaciones ministeriales aparece que le encontraron la credencial entre sus pertenencias”, enfatizó el tío del agraviado.