Salinas de Gortari apareció en la Cumbre México

Salinas de Gortari criticó el mal uso de los programas sociales en la nación y advirtió que "son meros paliativos".
Salinas

El ex presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, criticó el mal uso de los programas sociales en la nación y advirtió que estos programas “son meros paliativos compensatorios de la situación de pobreza que se vive en el país”. En el marco de su participación en la Cumbre México, Salinas de Gortari explicó porque la economía mexicana no a repuntado y culpó a los créditos de la banca, ya que según sus declaraciones, estos restan competitividad a los empresarios nacionales.

A diferencia de otras ocasiones en las que ha aparecido en público, el expresidente de extracto priísta, ahora si contesto a varias preguntas de los diversos temas actuales que acontecen en el país (Ayotzinapa, las reformas de Enrique Peña Nieto). Al ser cuestionado por el avance o evolución de los programas sociales, el expresidente aseguró que lo que falta es regresar a los verdaderos programas sociales que buscan empoderar a los que menos tienen para que dejen de ser apoyo de la caridad del gobierno y se conviertan así en sujetos de su propia transformación.

“Lo que tenemos ahora es una reversión y pasamos a la focalización que no es más que dar dádivas para que alguien que ha sido declarado como pobre en las encuestas del estado, estire la mano sin que haya un esfuerzo de contraparte convirtiéndose en objetos y eso aniquila el espíritu ciudadano y va en contra de la opción que se requiere ahora contra el neoliberalismo”, declaró el exmandatario.

Hay que recordar que durante su gestión, el programa Solidaridad fue uno de los bastiones del presidente priísta para palear la pobreza existente en la nación. Durante su sexenio, se firmó del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), hubo una privatización masiva de empresas estatales, como la banca, y el aumento de desigualdad en el país. Además se restauraron las relaciones Iglesia-Estado y se establecieron relaciones diplomáticas con el Vaticano.