Roban zapatitos en antimonumento de Guardería ABC

Roban ocho de los 25 zapatitos de bronce del antimonumento a las víctimas de Guardería ABC
Roban zapatitos de antimonumento en Guardería ABC

Roban ocho de los veinticinco zapatos de bronce del antimonumento a las víctimas de la Guardería ABC que se encuentra en Paseo de la Reforma, frente a las oficinas del IMSS.

El robo fue denunciado por Julio César Márquez, uno de los padres de familia de las víctimas del incendio. En su tuit señala directamente a Claudia Sheinbaum, pues ella es “responsable de preservar los espacios contra el olvido“.

Los zapatos corresponden a reproducciones fidedignas del último calzado que 25 de los 49 niños y niñas que perdieron la vida estaban usando. Los zapatos fueron colocados como protesta, pues no se ha declarado a ningún culpable del incendio.

Se esperaba instalar en un futuro los restantes 24 zapatos, como manera de coordinar la lucha de todos los padres por exigir justicia y seguir ejerciendo presión ante el gobierno.

El antimonumento fue instalado el 5 de junio de 2017. Los zapatos fueron colocados a diez años del incendio, el 5 de junio de 2019, pues hasta el momento no ha habido justicia para los padres.

Aunque en la Ciudad de México el robo de las estatuas de los monumentos es común, este caso implica un golpe moral mucho más fuerte para los afectados. Mientras que un monumento busca enaltecer, un antimonumento tiene como finalidad recordar y evitar que se repita la misma situación.

El robo de la estatua de Manuel Álvarez y las placas de identificación de la colonia Guerrero, la del militar Ignacio Mejía Fernández en las inmediaciones de Tlatelolco o la de Jesús Reyes Heroles en Reforma representan un gasto económico para el gobierno, de aproximadamente $11,000 por estatua. (Vía: Milenio)

El robo de los zapatos, aunque también implica un gasto, tiene un mayor impacto social, pues representa una doble falta de impunidad. Si ni siquiera se pueden cuidar los zapatitos del antimonumento, ¿cómo se puede esperar que se haga justicia de la verdadera tragedia?