Retuvieron a 200 soldados en la sierra de Guerrero

Por lo menos 200 soldados del Ejército Mexicano (SEDENA), de la 35 Zona Militar, permanecen retenidos por habitantes de varias comunidades ubicadas en la sierra de Guerrero, acusados de desarmar y provocar la muerte de 15 policías comunitarios por parte de miembros del crimen organizado. Los hechos ocurrieron este jueves por la tarde, cuando un grupo de policías comunitarios pertenecientes a la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) catearon varias viviendas del poblado El Naranjo, que se localiza en el municipio de Leonardo Bravo, Guerrero.

Ante ello, un grupo de sicarios presuntamente vinculados con el grupo delictivo de los “Guerreros Unidos” les dispararon lo que provocó un enfrentamiento que se prolongó durante más de 4 horas sin que se registraran bajas en ambos bandos. Posteriormente arribaron un grupo de 200 soldados, quienes detuvieron y desarmaron a más de 100 policías comunitarios, pero no a los presuntos delincuentes y posteriormente se llevaron a la mayoría de los integrantes de la UPOEG, dejando en el lugar las unidades en las se transportaban los comunitarios.

Los pobladores denunciaron que, tras el desarme de sus compañeros, miembros del grupo criminal liderado por los hermanos Villalobos asesinaron al menos a 15 policías comunitarios en el poblado de Ojo de Agua. El poblado, perteneciente al municipio de General Heliodoro Castillo, se localiza cerca de la comunidad de El Naranjo, donde se registró un enfrentamiento entre ambos bandos que comenzó en la mañana y se prolongó hasta la tarde, justo cuando arribaron los militares y se enfocaron en detener y desarmar a los comunitarios.

En respuesta a tales acontecimientos, aproximadamente unas mil personas de los poblados cercanos que respaldan a la guardia comunitaria adherida a la UPOEG, interceptaron a los militares en el poblado de Carrizal de Bravo, municipio de Leonardo Bravo.

soldados

Por: Redacción PA.