¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Restringir la posibilidad de contraer matrimonio violenta el principio de igualdad: CNDH

La CNDH planteó la necesidad de que las leyes federales y locales se permita el acceso al matrimonio de todas las personas y en condiciones que aseguren su realización sin ningún tipo de discriminación.
CNDH

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dijo que la libre manifestación de las ideas no puede anular los derechos de personas que no compartan las mismas convicciones, esto con respecto a  la convocatoria del Frente Nacional por la Familia y otras organizaciones realizaron para marchar contra el matrimonio igualitario el próximo sábado 24 de septiembre.

“Restringir la posibilidad de contraer matrimonio a que lo hagan un hombre con una mujer, violenta el principio de igualdad y es contrario a los derechos de autodeterminación y libre desarrollo de la personalidad, lo cual implica la potestad que tienen todas las personas para planear, decidir y ejecutar un plan de vida propio”, dijo la CNDH en un pronunciamiento.

Asimismo, de acuerdo con el portal Aristegui Noticias, el organismo recordó que el matrimonio igualitario es un derecho reconocido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación  (SCJN) con base en el artículo 1º constitucional que prohíbe todo tipo de discriminación, incluida la motivada por orientación sexual.

“El derecho que asiste a toda persona para tener las convicciones éticas, de conciencia y de religión que libremente decida, no puede condicionar, inhibir o eliminar el goce o ejercicio de los derechos que tienen las demás personas que no comparten dichas convicciones o creencias”, detalló el organismo.

De acuerdo con la página del Frente Nacional por la Familia, una de sus exigencias es la reforma al artículo 4º de la Constitución para que se agregue el siguiente párrafo: “Se reconoce el derecho del varón y de la mujer a contraer matrimonio y a fundar una familia”.

A su vez, otra de las adiciones que propone el FNF al mismo artículo es:

“El matrimonio es una institución de interés público y el fundamento natural de la familia; como tal debe ser protegido por el Estado, como un compromiso público que toman libremente un varón y una mujer, para amarse, fundar una familia y educar a sus hijos hasta que alcancen la mayoría de edad”.

Asimismo, el frente planteó que sea agregado otro párrafo en el que se establezca que los padres tienen el “derecho preferente” de escoger el tipo de educación sexual, moral y religiosa que impartirán a sus hijos y que, en caso de orfandad, los niños sólo sean adoptados por una pareja heterosexual.

Sin embargo, la CNDH planteó la necesidad de que las leyes federales y locales se permita el acceso al matrimonio de todas las personas y en condiciones que aseguren su realización sin ningún tipo de discriminación.

“La libre expresión de ideas y el ejercicio del derecho a la protesta deben estar libres de promover prejuicios, estereotipos y estigmas que propicien la discriminación y acrecienten la exclusión y la desigualdad entre las personas”, expresó la CNDH.