Refutan “verdad histórica” sobre Ayotzinapa con experimento publicado por la revista Science

El experto José Toledo dijo que se hubiesen necesitado más de 27 mil kilogramos de madera para quemar los 43 cuerpos de los normalistas desaparecidos y aun así habrían quedado restos de materia orgánica.
Ayotzinapa

La revista Science dio a conocer un experimento realizado por el experto en fuego, José Torero, para refutar la “verdad histórica” sobre el caso Ayotzinapa, en que la PGR tomó como válidas las declaraciones de presuntos delincuentes, sobre la presunta incineración de normalistas de los 43 normalista de Ayotzinapa en un basurero de Cocula, Guerrero, en septiembre 2014. (Vía: Aristegui Noticias)

La publicación expuso que

“mediante el uso de cadáveres de cerdos en sustitución de cuerpos humanos, José Torero, un experto en incendios de la Universidad de Queensland, Santa Lucía, en Brisbane, Australia, incineró hasta cuatro cerdos a la vez y determinó que la hoguera necesaria para consumir unos 43 cuerpos no podría haber ardido en el basurero”.

Para la realización de este experimento, Torero utilizó 630 kilogramos de madera para cada uno de ellos. Por esta razón, dijo, se hubiesen necesitado más de 27 mil kilogramos de madera para quemar los 43 cuerpos de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y aun así habrían quedado restos de materia orgánica. (Vía: Proceso)

Incluso, en caso de haber sido dispuesta tal cantidad de madera, las intensas llamas habrían dejado marcas en el tronco de los árboles cercanos, explicó el experto. En cambio, cuando el científico visitó el basurero de Cocula, donde se dice que fueron incinerados los cuerpos de los normalistas, 10 meses después de las desapariciones, no observó ningún tipo de marcas.

Por su parte, Cox Vidal, abogado y miembro del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington DC para examinar la desaparición y analizar la investigación oficial, los experimentos de Torero son un elemento más para confirmar que la llamada “verdad histórica” de Jesús Murillo Karam es imposible.

Por su parte, John Lentini, otro investigador independiente en materia de incendios de Islamorada, Florida, y quien no participó en la investigación aunque formó parte de otros casos de alto perfil, “no tiene sentido que se pueda hacer desaparecer a 43 personas de esa manera (como señaló el gobierno)”.

 “Los cuerpos tienen un gran porcentaje de agua… No son un buen combustible”, sentenció Letini.