¿Qué sucedió en la Acción Global a 16 meses de Ayotzinapa?

El pasado 26 de enero tuvo lugar la Acción Global a 16 meses de Ayotzinapa. Las demandas son por verdad, justicia y reparación del daño para los 43 desaparecidos y los 3 muertos.

El pasado 26 de enero tuvo lugar la Acción Global a 16 meses de Ayotzinapa: cientos de personas salieron a las calles para exigir la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos de manera forzada en Iguala, Guerrero, la noche del 26 de septiembre de 2014. Sin embargo, esta vez las demandas no sólo tuvieron que ver con los que todavía están vivos; sino también con los que fueron asesinados extrajudicialmente. A la marcha asistió la mamá de Julio César Ramírez Nava, asesinado a quemarropa al igual que Daniel Solís Gallado.

Por su parte, familiares de Julio César Mondragón Fontes, encabezados por la viuda de Julio, Marissa Mendonza, realizaron una fuerte acción simbólica para exigir la actuación eficiente de las autoridades: llevaron el féretro vacío donde debería estar el cuerpo del normalista, desde las oficinas de la Procuraduría General de Justicia en avenida Reforma hasta las puertas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Desde el pasado 4 de noviembre se hizo la exhumación del cuerpo de Mondragón Fontes para rehacer, a petición de la familia y su abogada Sayuri Herrera, los análisis de necropsia y antropología forense que la PGR y la fiscalía de Iguala no hicieron bien. Esta vez participaron en las pruebas más de 30 miembros de la Procuraduría así como siete especialistas del Equipo Argentino de Antropología Forense para asegurar la calidad del trabajo. Lo único que falta para concluir el doloroso proceso, informaron los familiares, es que se realicen pruebas de ADN sobre el cuerpo de Julio para asegurar la identidad del cadáver; sin embargo, debido al periodo vacacional y a una burocracia abrumadora, el 26 de enero aún no había fecha para este último requisito.

Recientemente, el colectivo El Rostro de Julio informó en su página de Facebook que el próximo 6 de febrero será la fecha, asignada por el Juzgado 38 penal ubicado en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, en que se harán las pruebas de ADN. Se espera que, de cumplirse este paso, la inhumación del cuerpo tendrá lugar en los primeros días del próximo mes.

Antes de comenzar la marcha del 26 de enero, el comité de  padres dejó un escrito en las oficinas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En el documento, la demanda principal está dirigida al Presidente del máximo Tribunal de Justicia del país y consiste en la exigencia de que “las resoluciones que emitan los jueces de Distrito en el caso Ayotzinapa sean apegadas a los principios de imparcialidad e independencia, procurando garantizar a las víctimas el pleno acceso a la justicia”. El comité de padres que firma la petición entregada afirma que:

Los hechos anteriores [la desaparición de 43 normalistas, el asesinato de 3 y las graves heridas infringidas a 5 más] que constituyen las violaciones más graves a los derechos humanos en la historia reciente de nuestro país, merecieron la condena unánime de Organismos mundiales y regionales de derechos humanos, organizaciones y personas de todo el mundo. (vía Tlachinollan)

A más de un año de los hechos no hay una versión definitiva de lo que sucedió la noche del 26 de septiembre de 2014. El llamado de los familiares y de la sociedad en general es que haya verdad, justicia y reparación de los daños; así como certeza de que hechos como los de Iguala no vuelvan a repetirse jamás en nuestro país.

¿Hacia dónde apuntará la lucha de los familiares de los normalistas? ¿Cuándo el pueblo de México tendrá acceso a la verdad y la justicia?