¿Qué hacer para que te dejen de hacer llamadas publicitarias?

¿Has recibido la misma llamada del mismo banco ofreciéndote “beneficios”, “una tarjeta preaprobada”; o un hotel informándote de descuentos y promociones? ¿Ya te hartaste de inventar excusas, de decir que eres el Papa o Batman, que tus papás no están y quién sabe cuánto vendrán y aún así te siguen marcando?

Pocas cosas son tan tormentosas como las llamadas de un call center. Por mucho que te hagan enojar y que ya estés harto de ellas, sabes que los pobres muchachos que están marcando no tienen la culpa y no puedes ser grosero con ellos… al mismo tiempo, ellos están hartos de cientos de llamadas al día, de gente que sí es grosera con ellos.

A pesar de que tienes derecho a que tu información personal esté protegida, con el paso de los años se han acumulado bases de datos que son vendidas de ida y de vuelta y es muy probable que, en ellas, se encuentren tu teléfono fijo y celular. Es por eso que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) lanzaron el Registro Público para Evitar Publicidad (Repep).

Nene Leakes Eye Roll GIF - Find & Share on GIPHY

Sí, es el un nombre no muy original, pero es un servicio gratuito, muy fácil de utilizar y que, una vez que pasen 30 días naturales después de tu inscripción. ¿Que cómo te registras? ¡Fácil! Sólo tienes que marcar desde el número que quieras registrar al 9628 0000 si marcas desde la Ciudad de México, o al 01 800 962 8000 y seguir las instrucciones.

También puedes inscribir el número a través de internet, en este link. Si después de esos 30 días naturales sigues recibiendo llamadas, puedes denunciarlo a la Profeco a estos números: 5568 8722, si marcas desde la Ciudad de México, y 01 800 468 8722 desde el resto del país.

Annoyed Arrested Development GIF - Find & Share on GIPHY

No dejarás sin trabajo a nadie en un call center, tampoco se hará más sencilla tu vida, pero al menos ya no te estarán marcando a las 11 de la noche para ofrecerte un seguro de vida, un servicio funerario o un tiempo compartido… ¡algo es algo!

Por: Redacción PA.