¿Problemas en el paraíso? Los Calderón Zavala se contradicen en Twitter

Felipe Calderón castiga y trollea a Morena y a Andrés Manuel en Twitter por exigir un recuento en las elecciones del Estado de México; mientras, su esposa, Margarita Zavala, a través de la misma red sale a las calles para defender “el voto popular” en Coahuila. Sí: hay problemas en el paraíso.

A la política nacional nunca se le ha dado bien la congruencia: partidos de derecha ofrecen medidas populistas, partidos de izquierda dan propuestas militaristas, alianzas que uno no entiende cómo es que se les ocurrieron, exigencias y reclamos que contradicen lo que apenas ayer decían…

Y no es que se trate de “siempre ser congruentes”, eso nadie sabe cómo hacerlo o, en esencia, qué significa, pero si vas a lanzarte a trollear desde la superioridad moral de “haber defendido la democracia (como imaginamos que se cree a sí mismo Calderón), definitivamente quedas algo mal parado cuando, en otra elección, dices “defender la democracia” de una “elección de Estado” y rescatarla de unas “instituciones corrompidas”.

Calderón ha hecho suyo el papel de troll: un Trump mexicano que tuitea de cuanto puede cada que puede, siempre y cuando haga dos cosas: pegarle a Andrés Manuel y apoyar la prepreprecampaña presidencial de su esposa Margarita Zavala. Las elecciones siempre han sido un pretexto más que perfecto para que saque sus mejores “chistes” y sus más “agudos comentarios”.

Zavala, que hasta hace poco jugaba a mantener un perfil bajo (quizá para no llamar la atención del Instituto Nacional Electoral), se ha convertido en últimas semanas -irónicamente, junto con AMLO- en los nombres que más suenan para la campaña presidencial del 2018: la crítica que hace constantemente de Anaya, su columna semanal en El Universal y cientos cientos de entrevistas televisivas y radiofónicas están preparando el terreno para la que será una dura precampaña presidencial, en la que competirá, si se confirman los rumores, con el mismo Ricardo Anaya y, la manzana de la discordia, Rafael Moreno Valle.

Los algoritmos de las redes sociales son una cosa hermosa: te acosan si Google descubre que compraste algo, medio le atinan a tus gustos musicales, te recomiendan comprar cosas y, muy de vez en cuando, te dejan ver que, en el fondo, todos somos iguales.

via GIPHY