Las peores lluvias vienen en septiembre y las presas de México ya están desbordadas

Con dos grandes meteoros en la costa del Atlántico, las lluvias en todo el país se han convertido en una constante, lo son tanto que las presas del país están por superar su capacidad.

Aunque no lo creas, las lluvias que se han registrado este año no superan ningún récord. Desde el 2000, han sido otros años los que se llevan la corona por cantidad de precipitación, sin embargo, por todo el país las presas están a punto de desbordarse, lo que podría ocasionar inundaciones mucho más graves que las de cualquier lluvia. (Vía: Excélsior)

En varios estados del país, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ya ha publicado alertas en los municipios donde las presas presentan niveles peligrosos; tan solo en Chihuahua, seis municipios están en alerta por presas que, con una buena tormenta, podrían “desfogarse” y generar inundaciones graves.

Cuando una presa rebasa su nivel máximo y se tiene que abrir para evitar inundaciones mayores, esta agua sigue el caudal “natural” que tenía el río o el arrollo antes de ser embalsado. Por lo mismo, Protección Civil tiene que alertar a las comunidades sobre crecientes en los ríos y arroyos (o la aparición de unos que no sabían que existían). (Vía: El Siglo de Torreón)

En Durango, por otro lado, Conagua ya comunicó que por lo menos tres presas ya se están rebosando, tan solo a dos semanas de que la Comisión informara del inicio del primer “temporal” de lluvias de este año. (Vía: La Jornada)

Si el único problema que provoca las inundaciones en CDMX y en las otras ciudades del país es la basura, ¿las presas deberían de estar bien, no?

En el país, el mantenimiento de la infraestructura hidráulica está en grave retraso: plantas de tratamiento de aguas y acueductos registran fugas o fallos que los inhabilita, mientras que un mal manejo de los recursos hídricos pone en riesgo a millones de personas.

Pero sí, lo importante es que el cambio esté en uno…

Publicidad