Policías realizaron jornadas dobles por visita de Papa Francisco

"Antes de que llegara el Papa nos avisaron de que quedaban suspendidas las vacaciones y permisos porque se necesitaba gente para el operativo": policía.
Papa

Los agentes de policías que participaron en el operativo por la visita del Papa Francisco (Jorge Mario Bergoglio), vivieron una jornada muy difícil. Y es que a los uniformados se les ordenó doblar su jornada laboral: de 12 horas de trabajo por 24 de descanso pasaron a 24 de trabajo por 24 de descanso. Y debido a esta razón, tuvieron que dormir donde pudieron: en la calle, dentro de cajeros automáticos, en los pasillos de estaciones del Metro, en los camiones en los que son transportados y algunos hasta rentaron cuartos de hotel para compartir.

Diferentes policías entrevistados en las vallas de seguridad instaladas en los recorridos de Francisco, comentaron que desde el 12 de febrero comenzaron los cambios.

“Antes de que llegara el Papa nos avisaron de que quedaban suspendidas las vacaciones y permisos porque se necesitaba gente para el operativo”, comentó un policía que se ubicaba en las vallas de Paseo de la Reforma.

A su vez, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP), confirmó que el horario se amplió por tratarse de una eventualidad. Tambien trascendió que el día de ayer, durante un recorrido por Paseo de la Reforma, un mando de Inspección Policial prohibió a agentes desayunar a pesar de que faltaba más de una hora para el arribo del Papa a Campo Marte.

“Dile que no se haga tontita. ¿Por qué chingados está comiendo? Ándale, ve y dile a la compañera que guarde su tamalito”, ordenó el comandante a su subalterno al ver a una agente desayunarse.