ANUNCIO

‘Aún tengo pesadillas’: sobreviviente de albergue de Mamá Rosa a 3 años del caso

Cinco denuncias detonaron un operativo en julio de 2014 que derivó en la captura de “Mamá Rosa” y la clausura de su albergue “La Gran Familia” en Zamora, Michoacán. Ese día, Eduardo Verduzco Verduzco –”adoptado” por la mujer– fue rescatado por militares y policías junto con más de 500 niños y adultos.

En medio de la indignación nacional, ̣a favor y en contra de la señora de 79 en ese entonces, Rosa Verduzco Verduzco no llegó a prisión pese a las acusaciones por abuso sexual, maltrato infantil y privación de la libertad contra su organización. La PGR la declaró inimputable.

Pido justicia contra 'Mamá Rosa': dice víctima a 3 años de cierre de albergue

Aunque seis de los trabajadores de “Mamá Rosa” sí pisaron la cárcel, Eduardo, hoy de 22 años, todavía recuerda los días de agresiones en el albergue sin poder superarlos y por ello realizó una convocatoria a través de la plataforma de Change.org para que se haga justicia contra la mujer.

Aún tengo pesadillas“, declara Eduardo a Plumas Atómicas. “Aún a la fecha yo no puedo dormir. Sufro de ansiedad. (…) No he encontrado la paz“.

“Trató de quitarse la vida durante su estancia en el albergue; solo al salir recibió ayuda psiquiátrica”.

“No voy a tener esa paz en mi persona hasta que eso termine”, confiesa. “Lo que busco es justicia. (…) Sé que la justicia en sí ya exoneró a ‘Mamá Rosa’ de cualquier delito, (…) pero yo no voy a quedarme tranquilo hasta ellos estén en la cárcel pagando los delitos que cometieron”.

Eduardo, quien trató de quitarse la vida numerosas veces durante su estancia en el albergue y tras su rescate, llegó con ‘Mamá Rosa’ hace unos 10 años. Tenía cerca de 12 años cuando dice que fue canalizado a través del DIF hacia el albergue de “La Gran Familia”.

Lo que en un inicio se trató de algo que lo emocionó, dos días después se trataba de una situación que asegura todavía no superar.

Pido justicia contra 'Mamá Rosa': dice víctima a 3 años de cierre de albergue

Desde la primera semana, Melina, una de las maestras, golpeaba a todos los alumnos cuando alguno cometía una falta. Esas agresiones, así como el hacinamiento en las “piezas” –o dormitorios– y la comida echada a perder, no fueron lo peor que vivió en ese lugar.

Eduardo relató que fue en esos primeros días cuando sufrió su primera agresión sexual, cometida por Vicente Félix, uno de los seis detenidos y procesados tras el operativo del 2014.

Cuando pasa eso, yo amenacé con decir a ‘Mamá Rosa’, decirle lo que estaba pasando. Me pegó, me siguió pegando. Me bajó“, declaró Eduardo. “Pasé y le dije y ‘Mamá Rosa’ sólo me respondió: ‘tú que eres maricón, a ti te encanta la verga'”.

“Mamá Rosa” le ordenó a Miguel Ibarra, otro de los detenidos, golpearlo, por “hocicón”, de acuerdo al relato de Eduardo. Ante ese escenario, el joven dice que no tuvo más remedio que aceptar los tratos de Félix, quien amenazó con quitarle comida, y de “Mamá Rosa”.

Desde que fue liberado, Eduardo Verduzco Verduzco ha batallado psicológicamente. Tras varios trabajos, el joven finalmente aterrizó con ayuda de la Procuraduría General de la República (PGR) en un trabajo que hasta ahora ha sido estable.

Eduardo labora para la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), pero, ante la noticia de que Ibarra, Félix, Lourdes y David Verduzco, así como “Mamá Rosa”, ya no están en prisión, el joven se siente decepcionado por la justicia en México.

Pido justicia contra 'Mamá Rosa': dice víctima a 3 años de cierre de albergue

Eduardo solicita ahora, a través de la petición en Change.org, justicia para él y los rescatados, así como un avance del caso.

Pido también que informen y se haga pública la atención han recibido las 500 víctimas. Con esto me refiero a atención psicológica y ayuda económica, ¿cómo fue la reparación de daños bajo el nuevo sistema penal acusatorio?“, se lee en la publicación de Eduardo.

El joven de 22 años ha recibido ayuda psicológica y vive en una estabilidad económica, pero asegura que no puede decir que está “bien”. Actualmente busca publicar un libro que escribió, de nombre Una mirada hacia el pasado, donde relata sus vivencias en el albergue de Zamora, así como la violencia que vivió antes de llegar al DIF que lo mandaría con “Mamá Rosa”.

ANUNCIO
ANUNCIO