“PGR no tiene nada en mi contra en el caso Odebrecht”: Emilio Lozoya [VIDEO]

Emilio Lozoya Austin dio una conferencia de prensa en la que él y sus abogados insistieron que la PGR no tiene evidencias contra él y que “su conciencia está tranquila”, después de haber permanecido cerca de dos en la Procuraduría General de la República, después de que ésta lo llamara a declara por la acusación de haber aceptado sobornos de diez millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht, involucrada en una red de corrupción que abarca toda América Latina y varios países africanos y asiáticos.

Como te lo informábamos en la semana, varios dedos señalaron al exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, como parte de la red de corrupción que la gigante constructora Odebrecht había tendido a lo largo y ancho de América Latina. Según el periódico Ó Globovarios acusados en el proceso brasileño nombraron directamente al que, en 2012, fue coordinador de Asuntos Internacionales para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto. (Vía: Sin Embargo)

Pasaron casi cinco días para que, finalmente, la PGR aceptara cuestionar al exdirector de Pemex.

Son casi una tradición en México las conferencias de prensa después de haber declarado en la PGR: equipos de abogados y acusados que se juran inocentes dan una larga lista de razones por las que deveritas lo son, amenazan con demandas a los que los acusaron y juran que nunca han roto ninguna ley. La de Lozoya se mantuvo en esa tónica.

Por un lado, Javier Coello Trejo, el abogado titular de su equipo, insistió en que la PGR no tenía ninguna evidencia contra su cliente, incluso confrontó a los periodistas que se encontraban presentes y les exigió que si tenían alguna información que la presentaran; mientras que Javier Coello Zuarth (sí, su hijo) insistió que su cliente buscará el derecho de réplica en todos y cada uno de los medios que lo han acusado, sin embargo, ya no hubo mención de las demandas que, a principio de semana, decía que colocarían contra esos medios. (Vía: Animal Político)

Lozoya incluso insinuó que las acusaciones en su contra son, en realidad, un ataque político. Sin decir nombres (pero dejando bien en claro que se refería a Andrés Manuel López Obrador y a su partido), dijo que:

“no voy a adjudicar [el ataque] a ninguna persona, lo que sí evidencio, es un ánimo de una crítica generalizada particular por ciertos grupos que no están a favor de las reformas que se han impulsado y que han captado decenas de miles de millones de dólares para el país.” (Vía: El Universal)

Mientras, se siguen acumulando las sospechas contra Lozoya Austin: Sin Embargo publicó ayer una investigación en la que se devela el papel central que tuvo como consejero de la constructora OHL (sí, la de la Casa Blanca) y la cercanía de ésta con Pemex durante su administración, entre 2012 y 2016.

“En momentos en que la verdad está abajo ataque [sic], sólo los hechos pueden ser creíbles”, dijo para cerrar la conferencia… y sí, estamos totalmente de acuerdo (aunque quizá no en el sentido que él propone).

ANUNCIO