PGR confirma que restos encontrados en Nayarit corresponden a sus agentes desaparecidos

La Procuraduría General de la República (PGR) confirmó la muerte y localización (en ese orden) de los dos agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) ‘levantados’ por el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) el pasado 5 de febrero en Nayarut.

Octavio Martínez Quiroz y Alfonso Hernández Villavicencio se convirtieron en el centro de atención del país luego de que fueron grabados y forzados a leer una declaración escrita, supuestamente, por el CJNG luego de haber ‘confesado’ que se encontraban en Nayarit haciendo seguimiento y ‘eliminación’ de miembros del cartel por órdenes del secretario Navarrete Prida, el general Cienfuego y el almirante Soberones.

El viernes pasado, la PGR había lanzado un comunicado que levantaba más preguntas que respuestas: en él, hacía público que dos cuerpos fueron localizados en el municipio de Xalisco, Nayarit y que “se presumía que podrían ser” de sus dos agentes desaparecidos. Así, sin más información que esa.

¿Cómo es que la PGR, la principal instancia investigadora del país, publicaba, así, información sobre sus propios agentes sin confirmarla primero, qué podría esperar el ciudadano promedio si ni siquiera ponían cuidado en cómo salía la información DE SUS PROPIOS AGENTES?

Finalmente, a través de otro comunicado, ayer la dependencia confirmó que de hecho se trataba de los agentes de la AIC levantados por el Cartel el pasado 5 de febrero. Así mismo, informó, los restos ya fueron entregados a los familiares, a quienes se les ofreció ayuda psicológica. (Vía: El Universal)

Y, como en todos los comunicados, la PGR remató con el clásico:

“Cabe destacar que la PGR en coordinación con otras instituciones de seguridad del Gobierno de la República, continúa con los trabajos para dar con los posibles responsables de este deplorable suceso (Vía: Animal Político)

PGR confirma que cuerpos encontrados en Nayarit son sus agentes desaparecidos
Agentes Octavio Martínez Quiroz y Alfonso Hernández Villavicencio, desaparecidos desde el 5 de febrero

No podemos dejar de insistir en algo: ¿cómo es que la PGR liberó información sensible sobre el paradero y la situación de dos agentes suyos sin antes confirmarlo, cómo espera que confiemos en ella para el procesamiento judicial de los más grandes criminales del país y el debido proceso de todos si ni siquiera con sus propios agentes puede mantener silencio hasta confirmar sus sospechas?

Por: Redacción PA.