Partidos políticos rechazan aumento en su presupuesto

El coordinador de la bancada del PRI, César Camacho, pidió a la Secretaría General aplicar mayor racionalidad, transparencia y rendición de cuentas al ejercicio del gasto de los diputados federales.
aumento

De acuerdo con el diario Milenio, los diputados y senadores de las bancadas de PRI, PAN y PRD acordaron dar marcha atrás al aumento de 491 y 340 millones de pesos, respectivamente, en sus presupuestos para el próximo año, “en congruencia” con la política de austeridad y restricción del paquete económico 2017.

Y aunque la Cámara de Diputados ya había solicitado para 2017 un presupuesto de 8 mil 051 millones de pesos, la Comisión de Presupuesto dará marcha atrás a esa ampliación al momento de dictaminar el Proyecto de Egresos. Asimismo, el coordinador de la bancada del PRI, César Camacho, pidió además a la Secretaría General aplicar mayor racionalidad, transparencia y rendición de cuentas al ejercicio del gasto de los diputados federales.

“Nos parece de elemental congruencia y responsabilidad con la ciudadanía, en consonancia con la política de austeridad y de restricción del gobierno de la República, que propongamos que el crecimiento presupuestal de la Cámara de Diputados sea cero, es decir, que no aumente el recurso disponible”, expresó el priista.

En un mensaje a los medios, Camacho pidió a la Junta de Coordinación Política reasignar la reducción presupuestal del órgano a programas sociales.

Por su parte, el líder parlamentario del PAN, Marko Cortés Mendoza, confirmó la decisión de dar marcha atrás al incremento presupuestal de los legisladores para 2017 y exigió al Ejecutivo hacer lo mismo en las dependencias federales.

“Hemos decidido que no haya incremento, por tanto le exigimos al gobierno federal que sea consistente y permita que el Presupuesto de Egresos de la Federación, que incluye a los diferentes poderes, tampoco tenga incrementos”, puntualizó.

El coordinador de los diputados perredistas, Francisco Martínez Neri, secundó el acuerdo para mantener el presupuesto de la cámara sin aumento para el próximo año, al tiempo de insistir en la necesidad de aprobar la regulación de los salarios de los servidores públicos.

En el Senado, PRI, PAN, PRD y PVEM también se manifestaron por renunciar al aumento de 340 millones de pesos para 2017, al acotar que frente a la crisis económica que atraviesa México no cabe el incremento de 6.7%.

En el 2016, la Cámara alta ejerció un gasto de 4 mil 421 millones 972,587 pesos, mientras que para el 2017, el paquete económico plantea un aumento de 340 millones de pesos —aunque el senador Gamboa lo situó en 301 millones— de los que 435 millones irían al rubro de Servicios Personales.

En este sentido, el senador Gamboa informó que propondrá al presidente de la Mesa, Pablo Escudero, y a los coordinadores de las demás bancadas que el Senado renuncie a la solicitud de incremento en el presupuesto 2017 y que ese recurso se destine a programas sociales. A su vez, el panista y presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCUPO), Fernando Herrera, dijo que es bienvenida la propuesta del PRI y habrán de proceder con total responsabilidad en el Senado, porque “estamos comprometidos con la austeridad. Haremos lo que nos corresponde en el Senado”.

Publicidad