Partido Verde frena discusión de Ley General de Biodiversidad

Los diputados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) retiraron de la minuta de la Cámara de Diputados para que no se discuta la Ley General de Biodiversidad. Esto, tras la presión de otros grupos parlamentarios que se oponen a la misma.

Esta decisión se la adjudicó Morena como un triunfo de su grupo de diputados y exhortó a los demás integrantes de la Cámara que esta no se discuta más por la controversia que existe a su alrededor. El coordinador de los diputados del partido, Virgilio Caballero, expresó que:

“Morena se opuso desde el primer momento a ella, por lo que representaba de privatización de recursos naturales de las comunidades indígenas“. (Vía: El Universal)

La declaración de Caballero sigue la línea de diferentes organizaciones que se han opuesto a la reforma a esta ley, pues una vez aprobada, las comunidades que habitan las diferentes regiones que entran dentro de la ley estarían vulnerables ante la explotación de los recursos naturales de la zona.

Los principales promotores de esta ley son el PRI y el PVEM que han legislado para que no se eche atrás y pueda pasar para publicarse en el Diario Oficial de la Federación. Sin embargo, esta va contra los principios institucionales de uno de los dos partidos.

Aunque su nombre parece ir en favor de la biodiversidad, lo que establece es libertad para explotar hidrocarburos y minas en áreas naturales protegidas, por lo que numerosas organizaciones como  la Asociación de Hábitats para la Interacción y Protección de Mamíferos Marinos; la Cámara Nacional de la Industria del Cuidado Personal y del Hogar; y la Fundación Semillas de Vida se pronunciaron en contra. (Vía: La Jornada)

Ahora, aunque se sacó de la discusión provisionalmente, puede regresar a ser debatida y, nuevamente, el problema es la cantidad de diputados que tiene el partido promotor dentro de las cámaras legislativas, pues eso le da la facultad de aprobar leyes sin tanta discusión.

Resulta inquietante que un partido que en su mismo nombre se presume ecologista termine impulsando medidas que no son para nada ecológicas y que no defienden la biodiversidad y su protección.

Sucedió con la prohibición de animales en circos, que parece una gran medida contra el maltrato de especies animales, pero en realidad, por su mala redacción, terminó por dañar a miles de animales que no tuvieron un lugar donde ser resguardados.

Por: Redacción PA.