Para el 2016 se construirá nuevo edificio para el Senado: Gil Zuarth

Gil Zuarth indicó que no se tendrá que solicitar recursos a la Secretaría de Hacienda (SHCP) para llevar a cabo el proyecto.
Zuarth

Roberto Gil Zuarth, presidente del Senado del Senado de la República, indicó que para el 2016 se tiene planeado construir un nuevo edificio a un lado de la nueva sede. A pesar de que aún se mantiene un juicio arbitral con la empresa GAMI, quien reclama 380 millones de pesos por costos indirectos en la construcción de la nueva sede del Senado, la Cámara Alta planea construir una nueva torre. Roberto Gil señaló que la construcción de la nueva torre completaría el complejo y se planea construirse en los alrededores del parque Luis Pasteur.

“Queremos hacer una nueva torre con un estacionamiento, que le brinde servicios al Senado para desahogar la utilización de la calle, así como salas de usos múltiples, oficinas para el personal de administración, salas para exposiciones y para atender a la gente”, precisó el senador.

Gil Zuarth indicó que no  se tendrá que solicitar recursos a la Secretaría de Hacienda (SHCP) para llevar a cabo el proyecto, ya que se cuentan con los suficientes, los cuales están en el fideicomiso 1705 de la nueva sede. También agregó que se terminará la restauración de la antigua sede del Senado en la casona de Xicoténcatl, en el Centro Histórico. “Vamos a cambiar el domo, vamos hacer la biblioteca Xicoténcatl, a reparar el techo de Xicoténcatl, donde se grabó la película de James Bond. En toda esa parte vamos hacer una terraza sustentable con plantas y receptores de luz solar, para generar electricidad”, señaló el senador.

Sobre la nueva sede, el panista detalló que GAMI reclama 380 millones de pesos, y aunque en agosto pasado se hizo la entrega-recepción del edificio, cuyo costo inicial fue de mil 699 millones de pesos y que hasta mayo pasado había erogado 4 mil 188 millones de pesos, hay una disputa por los costos indirectos. Aseguró que filial de Grupo Indi reclama 380 millones de pesos, pero “nosotros decimos que no tiene razón, y lo que se convino en la entrega formal del edificio fue irnos a un arbitraje”.

“El arbitraje todavía no se resuelve, está en marcha. Junto con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS), hemos hecho nuestro planteamiento en defensa del Senado, y estamos en la espera que el Tribunal Arbitral resuelva sobre la pretensión final de los costos indirectos”, mencionó.