El Papa nos pidió salir a la calle y “armar lío”: líder del FNF

Por su parte, el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, comentó que los inconformes se expresaron en calidad de "ciudadanos", ejerciendo así su derecho de expresión, protegido por la Constitución, por lo que no cometieron ningún ilícito.
Papa

Rodrigo Iván Cortés, uno de los líderes del Frente Nacional por la Familia (FNF), quien viajó al Vaticano y se reunió con el Papa el pasado 30 de agosto para informarle personalmente sobre las movilizaciones de la organización, asegura que Francisco les pidió  “salir a la calle” y “armar lío” para oponerse a la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto encaminada a reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo.

De acuerdo con la revista Proceso, en una entrevista con Vatican Insider, el portal italiano especializado en noticias del mundo católico, Cortés reveló algunos pormenores de su encuentro con el pontífice:

“Él nos pidió una Iglesia de salida, que salga a la calle y arme lío. Nosotros como ciudadanos estamos saliendo a la calle y estamos haciendo lío”.

Entrevistado en Roma, Cortés indicó que su encuentro con el Papa “fue muy emotivo”.  Y ahí fue donde le pudo “dar a conocer” las actividades del Frente, así como la “la situación” que se vive en México luego de que el presidente Peña Nieto lanzó su iniciativa del matrimonio igualitario y de adopción para la comunidad LGBT, el pasado 17 de mayo. Asimismo, el enviado del Frente al Vaticano también adelantó que seguirán “armando lío”, como les recomendó el Papa. Y especificó:

“Un lío en términos pacíficos pero sí para mover la situación, para generar conciencia a favor de la familia y de los padres (de familia), contra la imposición de la ideología de género, que es –como dice Francisco— una ‘colonización ideológica’ lejana a la identidad mexicana.”

Cabe recordar que el pasado sábado 10 de septiembre, el Frente Nacional por la Familia realizó una gran movilización en más de cien ciudades de México, en rechazo a la iniciativa presidencial, como en la ciudad de Querétaro, en donde acudieron alrededor de 35 mil personas encabezados por el obispo local, Faustino Armendáriz. Pero las protestas también se dieron en pequeños municipios del país y fueron organizadas a nivel parroquial, por lo que resulta muy difícil cuantificar el número de manifestantes a nivel nacional.

Por su parte, el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, comentó que los inconformes se expresaron en calidad de “ciudadanos”, ejerciendo así su derecho de expresión, protegido por la Constitución, por lo que no cometieron ningún ilícito.

Con respecto a la petición de la comunidad lésbico-gay, la cual está juntando firmas para pedir la renuncia del arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, considerado uno de los principales opositores al matrimonio igualitario, Valdemar comentó:

“Me hace mucha gracia. Entre más firmas se junten, mejor, porque el Papa se va a dar cuenta de que el cardenal Norberto defiende con gran ahínco a la familia, a los valores del evangelio. Cada firma que se sume es a favor del cardenal Norberto”.

El próximo sábado 24 de septiembre, el Frente Nacional por la Familia tiene planeada otra gran movilización en CDMX.