¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

PAN/PRI en Congreso de Sonora darían poderes de veto a gobernadora; se echan atrás en cuanto se hace público

Desde el lunes 16, las bancadas legislativas del PRI y PAN en el Congreso de Sonora intentaron modificar la constitución del estado para garantizarle poderes de veto a la gobernadora priísta, Claudia Pavlovich. Pero los cacharon: la gobernadora tuvo que echarse para atrás, el PAN dijo que no nunca y el PRI… bueno, siguió siendo el PRI.

Las elecciones del pasado primero de julio modificaron el mapa político mexicano. Resultados que se pensaban imposibles, como que un partido de izquierda ganara elecciones locales en el norte del país, ocurrieron y todavía las fuerzas políticas regionales están ‘aceptando’ (o preparándose) para los cambios que vienen con ello.

El caso de Sonora es, justamente, uno en el que lo imposible ocurrió: el primero de julio tuvo lugar la elección intermedia, es decir, el cambio de legislatura. Normalmente dominada por el PRI y el PAN, esta vez Morena será mayoría. (Vía: El Universal)

Curiosamente, luego de lo ocurrido, la reacción de las bancadas fue proponer unos ligeros cambios constitucionales para otorgar el poder de veto total, parcial y presupuestal a la actual gobernadora priísta, Claudia Pavolvich: ajá, la idea era darle poderes metaconstitucionales a la gobernadora que le permitirían frenar cualquier ley propuesta por el congreso que será de mayoría morenista a partir del 1 de septiembre.

Las modificaciones no sólo son a nivel del ejecutivo, también afectarían la forma como se organiza e incluso financia el Congreso, ya que dependería de la gobernadora la creación o eliminación de dependencias, nombramientos de funcionarios dentro de la legislatura y tendría voz y voto sobre los fiscales supuestamente autónomos (Anticorrupción, Auditor Superior y Fiscal General).

De acuerdo a El Financiero, la gobernadora incluso iba a poder emitir controversias constitucionales, una facultad que sólo tiene (o debería de tener) la Suprema Corte de Justicia.

Pero, de nuevo, los cacharon. Así que hoy, a las bancadas no les quedó de otra que echarse para atrás… al menos al PAN, que ya dijo que, aunque fue votada en comisiones, ve difícil que sea aprobada por su bancada en el Pleno. Por su parte, la gobernadora ya “se puso en contacto” (o sea: tiró línea) con el congreso local.

De acuerdo a una entrevista con Sin Embargo, la misma Pavlovich dijo que se frenó la iniciativa por ‘el escándalo’:

Ahorita venimos del Congreso porque citaron a sesión extraordinaria para discutir el dictamen de la iniciativa. La propuesta generó una gran movilización aquí en Sonora que llevó el escándalo a nivel nacional y hoy hubo un comunicado de la Gobernadora en donde exhorta al Congreso a retirar la iniciativa de la discusión

Imagen: Priscila Cárdenas

El PRI local, por su parte, dijo que no se estaba haciendo nada mal, que los legisladores estaban haciendo su trabajo y les pidió a los otros partidos “permitir” que sigan con su chamba. Y no, no se dieron cuenta de la hermosa ironía.

¿A qué otro estado se le ocurrirá también un chistecito como este?