Padre de víctima de abuso sexual pide justicia a gobierno veracruzano

Los violadores la llevaron al domicilio de uno de ellos en el fraccionamiento residencial Costa de Oro y abusaron sexualmente de ella.
abuso

Después de casi un año de que una menor edad fuera víctima de abuso sexual por parte de cuatro jóvenes en Boca del Río, Veracruz, su padre, Javier Arturo Fernández Torres, exigió justicia al mandatario Javier Duarte de Ochoa y a la Fiscalía estatal (FGE). Los jóvenes, quienes han sido denominados en redes sociales como los “Porkys de Costa de Oro”, presuntamente pertenecen a una banda criminal integrada por juniors, la mayoría, hijos de funcionarios o de gente alto poder adquisitivo.

Los lamentables hechos ocurrieron en enero del 2015 en Boca del Río, cuando cuatro jóvenes, Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodríguez Acosta, subieron a la menor Daphne a un auto en contra de su voluntad y la llevaron al domicilio de uno de ellos en el fraccionamiento residencial Costa de Oro y abusaron sexualmente de ella.

Y aunque la violación ocurrió en enero del 2015, la denuncia fue interpuesta en mayo de ese mismo año luego de que la joven decidió contar lo ocurrido a su familia. Por tales motivos, su padre exigió justicia al gobierno de Duarte y dirigió una carta a la opinión pública para informar que las familias de los involucrados se han encargado de difamar a su hija.

En ella, culpa a Enrique Capitaine Marín, hijo del exalcalde de Nautla, Felipe Capitaine, y a Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodriguez Acosta, hijos de empresarios. Además, en la averiguación se menciona a un quinto involucrado, Felipe Capitaine, sin embargo, todos gozan de libertad.

Indicó que pese a haber acordado con los padres de los violadores resarcir el daño, lo único que se dio fue un video, que ya fue subido a YouTube, en que los involucrados confiesan su atrocidad. Y es que de acuerdo a los señalamientos de Fernández Torres, hizo pública la violación debido al desprestigio en redes sociales (Facebook) que, asegura, encabezaron las familias de los agresores y al daño psicológico que ocasionaron a su hija

Desafortunadamente a casi un año de haber denunciado y con elementos, evidencias y testimonios suficientes para consignar, no lo han hecho. Me pregunto ¿Por qué aún no los han consignado? ¿Serán verdad los rumores de que “ya tienen todo arreglado y no les harán nada” por ser parte de la alta sociedad y estar estrechamente relacionados con la clase política de Veracruz?”, cuestionó el padre de la menor en la carta.

Por otro lado, el lunes pasado, el Fiscal de Veracruz, Luis Ángel Bravo Contreras, aseguró que el asunto se va a determinar conforme a derecho.

“Tengan la seguridad que el asunto se va a determinar conforme a derecho, yo avalo anticipadamente la decisión que tomé una de las mejores elementos que tiene la Fiscalía General del Estado que es Consuelo Lagunas, encargada del caso”, dijo Bravo Contreras.

A su vez, el Fiscal reconoció que sí hay presión por parte de la opinión pública y los medios, sin embargo, dijo que la verdadera presión que tiene la Fiscalía es determinar lo que la ley manda.

También recordó que el hecho de la violación se denunció cuatro meses después de que ocurrió la tragedia y la Fiscalía está en el trámite de la integración. Bravo Contreras explicó que aunque se exija intempestivamente justicia, las leyes tienen su tiempo. “No me presiona que se publicite un caso”, aseveró el funcionario.