Otra explosión en Tultepec: polvorín clandestino estalla en la madrugada

Esta madrugada, un polvorín clandestino en Tultepec, Estado de México, explotó. La emergencia despertó a prácticamente el municipio, los cuerpos de emergencias y a las autoridades municipales; hasta el momento se tienen registradas cinco muertes.

En el lugar de la explosión se encontraba un taller clandestino en el que se elaboraban fuegos artificiales. 23 inmuebles alrededor resultaron dañados, cinco con daños estructurales mayores.

Los bomberos recuperaron los cuerpos de cuatro personas en el epicentro y una mujer mayor, María Juana García Muñoz, de 69 años, murió mientras era transportada a un hospital cercano. Hasta el momento se cuentan ocho personas heridas. (Vía: Milenio)

Tultepec es un municipio en el Estado de México que se distingue por la elaboración de fuegos artificiales, pero también por las constantes noticias de explosiones de sus mercados de cohetes, de polvorines regulados y clandestinos o de bodegas.

Casi una vez al mes hay una explosión, las más de las veces nadie resulta herido, pero también algunas otras veces mueren muchos, hay daños millonarios al patrimonio de buena parte de los habitantes y se pierde la confianza en visitar o adquirir productos elaborados ahí.

La Fiscalía de Justicia del Estado de México ya está investigando el caso para dirimir responsabilidades. Entre los ocho heridos hay tres menores de edad.

Los fuegos artificiales no son cosa de juego, y con el altísimo número de incidentes registrados una y otra y otra vez en Tultepec (desde quemaduras por quemas de toritos hasta la terrible explosión de diciembre de 2016), quizá sea un buen momento para preguntarle a la autoridad mexiquense si cambios a las reglamentaciones de Protección Civil son suficientes para garantizar la seguridad de los tultepequenses.

Por otro lado, la pregunta obvia que tiene que hacerse: ¿qué hace que los habitantes del municipio sigan fabricando fuegos artificiales en condiciones peligrosas (dejemos de lado por un ratito la ilegalidad del taller clandestino)? Quizá sea que no hay diversificación de la mano de obra en el municipio, quizá solamente una tradición más fuerte que el instinto de supervivencia.