Operadores de Uber exigen seguridad y condiciones laborales en Guanajuato

Los conductores de Uber de León se manifestaron de manera pacífica en Guanajuato para exigir a las autoridades que el Estado les brinde seguridad laboral y personal. Los choferes piden que se les de una certidumbre legal que los regule o los proteja, pues no existe un marco legal que contemple la situación de Uber en esa entidad y ellos se sienten desprotegidos.

Luis Arturo Segoviano Toral dijo a El Financiero que:

Sentimos que estamos desprotegidos, a lo mejor porque para el gobierno somos un empleo no legalizado de acuerdo a sus normas.

Desde hace tiempo han sido víctimas de asaltos y agresiones, en las que se les quitan sus teléfonos y el poco efectivo que llevan consigo, incluso se han robado automóviles, pero la protesta se da después de que uno de sus compañeros fue asesinado el 24 de diciembre en Celaya. El chofer fue encontrado sin vida después de que estuviera prestando su servicio como transporte privado.

Segoviano indica que son alrededor de 250 los choferes que laboran en Guanajuato y desde hace un año que se puso en marcha la app en la zona se ha buscado que las autoridadaes resuelvan su situación, pero no han tenido respuesta ni al inicio ni ahora, por lo que él cree que esto se trata de una “cacería” para dejarlos fuera conforme más choferes son atacados y asaltados mientras trabajan.

También dice que seguirán manifestándose (incluso ya crearon el hashtag #NiUnoMás) hasta que alguien les de una respuesta, y también acudirán con el Secretario de Seguridad Pública de Guanajuato, Alvar Cabeza de Vaca, para que pueda ayudarlos en garantizar su seguridad.

La situación de estos choferes es doblemente precaria: por un lado, Uber no se hace responsable por lo que pueda sucederle a sus choferes (aunque tampoco por lo que puedan hacer) y por el otro, la entidad donde están laborando no les ofrece un marco legal que los proteja o que al menos les niegue la posibilidad de trabajar de esa forma.