ONU y CIDH piden a Senado reevaluar la #LeyChayote

Los relatores especiales para la libertad de expresión de la CIDH y la ONU, Edison Lanza y David Kaye respectivamente, se pronunciaron en contra de la discusión para aprobar la #LeyChayote.

Esto, después de que el día de ayer se pasara al pleno tras haber obtenido un empate en la discusión de las comisiones que estaban asignadas a ella. Durante estas audiencias, se llegó a escuchar, incluso, que para discutirla primero tenía que aprobarse.

Los expertos señalaron, de manera puntual, su rechazo a la aprobación de la Ley de Publicidad Oficial en los términos en que se está realizando actualmente:

México tiene la obligación de establecer un marco normativo sobre la publicidad oficial que contenga reglas claras sobre sus objetivos, criterios de asignación y procedimientos a fin de impedir cualquier uso discriminatorio o arbitrario de estos fondos”.

La preocupación que tienen ambos relatores corresponde con las que diferentes organizaciones civiles habían planteado al respecto. Esta ley no ofrece un marco normativo para garantizar la libertad de expresión.

Al poder asignar de manera discrecional y vertical la asignación de presupuesto, se puede llegar a la construcción de medios oficialesdejando de lado a otros y modificando el esquema con el que trabajen los mismos en favor de desiciones emanadas de los gobiernos mexicanos.

Así mismo, su crítica va en función de reducir el costo de la publicidad oficial para todos los niveles de gobierno de México de manera progresiva, y que estas decisiones no dejen de ser consultadas, en ningún momento, con asociaciones civiles.

Las preocupaciones que existen en torno a esta ley se han expresado desde la sociedad civil, a través de expertos en libertad expresión y dentro de las mismas cámaras de diputados y senadores.

Su discusión para ser aprobada llegó gracias a un empate en una sesión que duró pocas horas, en contraste con las sesiones marramuncias que hay siempre en la legislación mexicana.

Esto recuerda a la forma en que fue aprobada la Ley de Seguridad Interior, que tampoco requirió de gran espacio de discusión para ser pasada a pleno, votada, aprobada y finalmente publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Con información de Aristegui Noticias