EPN: ‘No todo es corrupción’… pero, ¿y los socavones, los nexos con el narco y la violencia? [VIDEO]

En el foro “Impulsando a México”, el mismo donde hace un año Peña Nieto nos dijo que no se levanta “queriendo joder a México”, el presidente, sin un discurso preparado ni prompter que le dictara qué decir, soltó toda una bella improvisación sobre corrupción, democracia, opinión pública y responsabilidad federal.

Enrique Peña Nieto fue un presidente pensado para la cámara y los discursos controlados. Eso lo hemos visto desde su campaña presidencial: se enfrentó a mil y un problemas cada que, sin un guión o un prompter se metía en problemas, pasó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, pasó en la Ibero, pasó hace un año y volvió a pasar ayer en el foro que, año con año, convoca El Financiero.

De una entrevista no tan larga, podrían sacarse tres grandes lecciones sobre la corrupción, la responsabilidad de los funcionario públicos y la opinión pública: que no todo es corrupción, que también hay problemas en otras partes del mundo y que no es que haya más corrupción, sino que, más bien, hay mucha gente en redes sociales de quejona.

“A cualquier cosa que ocurra hoy en día es por la corrupción. Casi, casi si hay un choque aquí en la esquina… ¡ahh! fue la corrupción, algo pasó en el semáforo, ¿quién compró el semáforo para que no funcionara?” (Vía: Sin Embargo)

La entrevista con la periodista Adela Micha duró alrededor de una hora, en ese tiempo, Peña Nieto “habló” de todo: de la reciente renuncia del procurador Raúl Cervantes, de los mecanismos a través de los cuales de las elecciones y de la forma como su partido, el Revolucionario Institucional, elige su candidato (la vieja confiable, el “tapado” y el “dedazo”).

Para la administración de Enrique Peña Nieto todo se ha tratado de percepción desde el inicio de su gobierno: encuestas, entrevistas y números grandes que no reflejan o no dan luz sobre los problemas constantes por los que atraviesa el país (corrupción, violencia, desigualdad…)

Tenemos ejemplos de socavones. Pues a ver, pasan en todas partes del mundo, uno señalado, pero ha habido varios más y ahora vimos estos sismos y detrás de cada evento queremos encontrar un responsable y un culpable y siempre es decir, es la corrupción. Cuando no necesariamente asiste el que detrás de algún evento o consecuencia de algo tenga que ver con la corrupción” (Vía: Animal Político)

El problema con la “percepción” es que… pues sí es una medición de lo que está pasando: en los cinco años de gobierno de Peña Nieto han caído o están siendo investigados, por lo menos, ocho exgobernadores (siete priístas), una investigación de amplio calado de Animal Político, #LaEstafaMaestra, evidenció el desvío de miles de millones de pesos de las administraciones federal y estatales a través de las universidades públicas de los estados.

México es, según varias comparativas, uno de los países más corruptos de América Latina y el mundo. Y esa corrupción es real y afecta gravemente la vida cotidiana de todos: y sí, los socavones, los edificios colapsados en el sismo pasado y la colusión de autoridades policiacas, militares y civiles con el narcotráfico es un problema que nace en la corrupción.

Pero bueno… echémosle la culpa a “la cultura” y a las redes sociales:

“No es que hoy tengamos más corrupción que antes, esta es mi óptica: yo creo que hoy en día por el avance de la tecnología, por el uso de las redes sociales, se han hecho más evidentes aquellos casos que eventualmente pueden presumirse de ser corruptos” (Vía: Aristegui Noticias)