No hay marcha atrás al programa de contingencias ambientales: Mancera

"Yo no puedo jugar con la salud de las personas de la Ciudad de México": Mancera Espinosa.
Mancera

Miguel Ángel Mancera Espinosa declaró que no se dará marcha atrás al programa de contingencias ambientales, esto debido a que la contaminación representa un problema de salud pública.

“Los niveles que se conservaron durante mucho tiempo en la ciudad eran niveles que no eran óptimos”, expresó el jefe de Gobierno de la Ciudad de México durante una conferencia de prensa y agregó que “no vamos a dar marcha atrás a estos niveles que se han establecido porque es una causa de salud pública, es por la salud de las familias de la Ciudad de México, por sus hijos, por nuestros hijos”.

Asimismo, Mancera Espinosa se dio a la tarea de explicar que los niveles de contaminación para hacer la declaratoria de contingencias ambientales estaban por encima de las condiciones necesarias para asegurar la buena salud de las personas.

“Yo no puedo jugar con la salud de las personas de la Ciudad de México, no voy a jugar con su salud, no voy a jugar con la salud de los niños, de las niñas, de los adultos mayores, vamos a hacer todo lo que se tenga que hacer y tomar las medidas preventivas que sean necesarias”, señaló.

Explicó que el gobierno de la Ciudad de México implementó una alerta preventiva en materia de salud por los altos niveles de contaminación, por lo que la Secretaría de Salud (SSA) pondrá a disposición un semáforo epidemiológico para alertar a la población sobre los diferentes síntomas que causa la polución.

El mandatario capitalino también indicó que los hospitales Enrique Cabrera, Gregorio Salas, Unidad Médica del Reclusorio Oriente, Tacubaya, Azcapotzalco, La Villa, Iztapalapa y Balbuena atenderán específicamente problemas relacionados con la contaminación. “De no tomar estas medidas podríamos tener un incremento del 19 % en la tasa de mortalidad”.

Explicó que en los infantes, los altos niveles de polución afectan la capacidad pulmonar y el desarrollo normal del sistema respiratorio y en los que presentan enfermedades cardiacas el riesgo es mayor. Asimismo, indicó que el óxido de nitrógeno provoca problemas como el edema pulmonar y hasta la muerte, mientras que el ozono provoca asma y daños en el hígado.

El jefe de Gobierno mencionó que es necesario mantener el monitoreo y, en su caso, sancionar a industrias y gasolineras que no reduzcan su nivel de emisiones contaminantes.