“No a los migrantes“, la derecha triunfante en Francia

Este domingo se llevaron a cabo las primeras elecciones después del atentado de París, se trata de la primera ronda de las elecciones regionales. El gran ganador fue el Frente Nacional (FN) encabezado por Marine Le Pen. Por primera vez en mucho tiempo, un partido ultraderechista es el más votado en Francia.

El FN dejó atrás al partido del expresidente Nicolás Sarkozy, identificado como de centro-derecha, y en tercer lugar al Partido Socialista, del actual presidente François Hollande, de izquierda moderada.

¿Qué significa el triunfo de Le Pen en Francia?

La plataforma del FN es bastante simple. Sus premisas son dos, básicamente: rechazo a los inmigrantes y a la Unión Europea. En otras palabras, se trata de un frente ultranacionalista que no ve con buenos ojos la interacción de Francia con el exterior. No hay duda de que los atentados en París endurecieron la postura de los votantes y los encaminó a votar por quienes les ofrecía completa cerrazón respecto a los extranjeros. Pero, ¿eso fue lo que detonó todo?

Como muchos nacionalismos actuales, la derecha francesa optó por armar propuestas simples que aparentemente resuelven los problemas inmediatos de la población. De alguna manera, tratan de popularizar la idea de que “si no tienes trabajo o la economía no sube, es culpa de los migrantes y de la Unión Europea”. Independientemente del grado de veracidad o falsedad de esta afirmación, lo cierto es que esos problemas no puede ser tan simples.

No obstante, el desempleo de Francia es uno de los más altos de Europa, y el país se ha estancado económicamente desde hace varios años. Las verdaderas causas son difíciles de explicar, por eso resulta más sencillo optar por una respuesta simple, aunque inexacta. Además, el FN absorbió el voto del “miedo”. Es decir, ante la amenaza terrorista, los franceses eligieron endurecer su postura y retraerse hacia el rechazo a lo extranjero.

La opción por la ultraderecha representa un radicalismo que no puede ser benéfico para Francia. Un país multicultural no puede beneficiarse de una postura de rechazo a los migrantes (si no me creen, piensen en la plataforma de Donald Trump).

Francia

Por: Redacción PA.