¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Muertes causadas por VIH/SIDA no disminuyen en 20 años

Cada día 33 personas adquieren VIH/SIDA, durante la primera mitad de lo que va del 2017 el país registró 3 mil 260 casos diagnosticados, para el 2020 se estima que alrededor de 250 mil personas vivirán con VIH/SIDA, pero ¿por qué en pleno siglo XXI el contagio de este virus no disminuye?

“Una proporción muy alta de las personas que viven con VIH no lo saben. No tienen diagnóstico por diferentes razones y una de las más importantes es la falta de acceso a los servicios de salud que al final provoca que no puedan recibir tratamiento”, explica Pablo Francisco Belaunzarán Zamudio, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ). (Vía: El Universal)

De hecho, entre un 35% y 40% de las personas que tienen VIH/SIDA, no saben que tienen esta enfermedad.

Belaunzarán Zamudio señala que lo anterior se debe a distintos factores, sin bien en la Ciudad de México la tasa de mortalidad ha disminuido, en los estados de la república se ha incrementado, un ejemplo de lo anterior es Tabasco. Por esta razón las cifras desde 1995 hasta nuestros días se mantienen entre 4 mil y 5 mil muertes a causa del VIH/SIDA. 

Además de Tabasco, otros estado que encabezan el mayor número de casos son Campeche, Yucatán, Colima y Veracruz. 

“De acuerdo con al tipología de Onusida, México tienen una epidemia concentrada, en la que en la que existen poblaciones que son clave en la respuesta a la epidemia”. (Vía: Segob)

Además de que la atención médica y los programas de prevención e información están centrados en la Ciudad de México, otro problema que observa el investigador es que las mismas pruebas sólo pueden realizarse en un centro de salud, “y en otros países se están empezando a utilizar estrategias que tienen que ver con ‘desmedicalizar’ la prueba y entonces ofrecerlas en las farmacias o directamente en las comunidades vulnerables”. 

Aún con este panorama y de acuerdo al Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el Sida (Censida), el número de personas en tratamiento antirretroviral en el país se incrementó 13%, del 30 de junio del 2016 (125,073) a la misma fecha de corte en 2017.