Monreal. Un operativo que termina en robo

La llegada de Periscope, y de políticos que supieron aprovechar su visibilidad, marcó un cambio en la forma como serían utilizadas las redes por las autoridades. La visibilización masiva que otorga la aplicación ha decidido a varios funcionarios públicos de su poder de convocatoria, si no de legitimidad (como fue el caso del mismo ex City Manager de la Miguel Hidalgo, Arne aus den Ruthen) o de debido proceso.

Un altercado entre personal de la delegación Cuauhtémoc y un equipo de producción cinematográfica podría no parecer noticia de primera plana, y probablemente no lo hubiera sido si tres factores no hubieran entrado en juego:

Primero: este equipo de filmación está directamente relacionado con un proyecto cinematográfico de Alfonso Cuarón. Segundo: tras el altercado se reportó que el personal de la delegación robó dos celulares, una cartera y joyería. Tercero: un video, transmitido por Periscope, muestra al delegado en funciones iniciando el operativo que, supuestamente, comenzara el altercado.

El video comienza con un Ricardo Monreal sorprendido por decenas de conos de tránsito “apartando” lugares de estacionamiento, ante lo que despliega a su personal y comienzan su remoción, ya que, en palabra de Monreal, no había permisos que dieran el visto bueno. (vía: El Universal)

Si bien no ha habido ninguna declaración del mismo Cuarón, Ricardo Monreal ofreció una disculpa por medio de un comunicado de prensa, y a través de su Directora Jurídica y de Gobierno, Zuleyma Huidobro, que quienes hayan incurrido en faltas (es decir, en el robo y abuso de autoridad) serán procesados. Además, como cierre, aceptan el error del operativo, pues “la producción sí contaba con los permisos correspondientes”. (vía: Milenio)

Todo el incidente parece una mezcla de declaraciones contradictorias que irán resolviéndose, quizá, con el paso de los días. Sin embargo, vuelve a llamar la atención del uso de aplicaciones live streaming, como Periscope o Facebook Live, para la aplicación de operativos de las autoridades delegacionales: más allá de la “legalidad” de las grabaciones, cuando las mismas acciones del gobierno están tan desorganizadas y desarticuladas, ¿de verdad convienen como medio de visibilización política?, ¿no los hacen quedar en ridículo?