Doctor Mireles sale en libertad condicional tras casi tres años de prisión

Gracias a la intervención de un juez federal hoy ha salido libre José Manuel Mireles Valverde, el ex líder de autodefensas quien fuera detenido en 2014 por presunta posesión de armas exclusivas del ejército. Tras pasar casi tres años en cárcel, Mireles ha sido puesto en libertad luego de pagar una fianza de treinta mil pesos y comprometerse a no abandonar Michoacán para seguir su juicio fuera de prisión. (Vía: Aristegui Noticias)

 

Hace tres años, en el mayor punto de efervescencia del movimiento de autodefensas, Mireles fue detenido en circunstancias que levantaron más de una ceja: fue detenido unos días después de haberse transmitido una polémica entrevista en Televisión Azteca con Sabina Berman, donde Mireles acusó al presidente Peña Nieto de estar coludido con el narcotráfico. Para muchos, su captura era una traición directa de Alfredo Castillo, comisionado que había acordado que gobierno y autodefensas enfrentaran juntos al crimen organizado en el estado.

Para ese entonces, Mireles había cobrado una notoriedad inusitada. Las autodefensas se habían rehusado a colaborar con cárteles rivales de los Caballeros Templarios y combatían a estos últimos por su cuenta. Mireles los lideraba al mismo tiempo que aparecía en entrevistas aisladas como un hombre carismático y hábil de palabra. (Vía: Expansión)

Su detención hace tres años tuvo amplios tufos de represión en un momento convulso para Michoacán. Recordemos que los Caballeros Templarios se formó a partir de una escisión de la Familia Michoacana, grupo delictivo que partió del narcotráfico y llevó sus negocios a la extorsión, el secuestro en varios estados de la República, incluso el Estado de México y la Ciudad de México, aparentes oasis durante la guerra contra el narco.

Sin embargo, aunque se buscó disolver a las autodefensas a partir de la detención de Mireles, las razones que le dieron origen a los grupos de civiles armados siguen intactas: el crimen organizado mantiene su presencia en Michoacán y los intentos de las autoridades por restablecer el orden siguen sin dar frutos contundentes. (Vía: BBC)

De momento, para Mireles seguirá la lucha por su propio caso en un Michoacán que, tristemente, no es distinto al que dejó cuando lo detuvieron: las llamas siguen intactas.