Miles de maestros de la CNTE entran en paro indefinido

Entre las exigencias de la Coordinadora está la entrega de plazas a estudiantes normalistas, un aumento salarial, la rendición de cuentas sobre los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, y el rechazo a las evaluaciones de desempeño docente que siguen dinámicas punitivas.

El pasado domingo, día en que se conmemoró el día del maestro en México, miles de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores para la Educación (CNTE) iniciaron un paro indefinido de labores en distintos puntos del República, entre estos Chiapas, Oaxaca, Guerrero y CDMX, para protestar contra la reforma educativa —la cual más que buscar cambios en el ámbito educativo, tiene consecuencias laborales grandes para los docentes—. Recordemos que esta reforma fue impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto desde febrero de 2013.

Entre otras exigencias de la Coordinadora —entregadas hace más de un año a las autoridades en un pliego petitorio—, está la entrega de plazas a estudiantes normalistas, un aumento salarial, la rendición de cuentas sobre los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, y el rechazo a las evaluaciones de desempeño docente que siguen dinámicas punitivas.

En la ciudad de México los maestros instalaron un plantón frente a la Secretaría de Gobernación (SEGOB) sobre la calle de Bucareli en el centro capitalino, esto sucedió después de que las autoridades se negaran a dialogar el domingo 15 de mayo, después de que se concluyera la movilización del día del maestro.

Dicha marcha, de un contingente aproximado de más de 3 mil personas, inició a las 11:30 desde la avenida Ribera de San Cosme hasta las inmediaciones de la SEGOB. Policías y granaderos pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública acompañaron la movilización en todo momento para evitar que los maestros se instalaran en zonas como el Monumento a la Revolución y el Zócalo capitalino.

 Una vez que la movilización alcanzó las puertas de la Secretaría se les notificó a los maestros que no serían atendidos en domingo por ninguna autoridad, como consecuencia se declaró la instalación formal del plantón en las representaciones de Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Ciudad de México, hasta que las autoridades se muestren abiertas al diálogo y a la negociación.

En palabras del secretario general de la sección 7, Adelfo Gómez, no se busca conciliar con la SEP, la cual “se ha mostrado incompetente”, sino con el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

A pesar del anuncio del Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, de que aquellos maestros que se ausenten de sus labores podrán enfrentar penalizaciones económicas, como la retención de sus salarios o el despido por ausentismo si no se presentan a clases por más de tres días hábiles, los maestros afirman estar preparados para resistir y continuar su protesta.

 Según afirman los líderes de la manifestación el paro será indefinido hasta que no sean atendidas sus demandas.