México ya firmó el TPP en Nueva Zelanda

La ministra de Comercio de Canadá dijo que "muchos canadienses no se han decidido sobre el TPP y muchos más tienen dudas".
TTP

México ha firmado este miércoles el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP) junto con otros 11 países en Nueva Zelanda, a sí lo informó el titular de la Secretaría de Economía (SE), Ildefonso Guajardo Villarreal. La firma de este tratado se había previsto desde una reunión en noviembre pasado, convocada a instancias del presidente de Estados Unidos, Barack Hussein Obama, principal promotor del pacto comercial, el cual representa el 40% de la economía mundial.

El acuerdo, el cual aspira a transformarse en uno de los mayores tratados de libre comercio, aún debe ser aprobado por los legisladores mexicanos y el Congreso de los Estados Unidos. El primer ministro de Nueva Zelanda, John Phillip Key y el representante de comercio estadounidense Michael B. Froman, encabezaron la ceremonia de firma del acuerdo.

“Hoy es un día significativo no sólo para Nueva Zelanda, sino también para los otros once países del acuerdo Transpacífico”, dijo el primer ministro Key y añadió que  “el TPP dará mucho mejor acceso a bienes y servicios a los 800 millones de habitantes de los 12 países firmantes” los cuales representan un 36% del Producto Interno Bruto Mundial (PIB).

Las naciones firmantes tienen un plazo de dos años para ratificar el acuerdo, que fue alcanzado en octubre de 2015 luego de una sesión de cinco días en Atlanta, EE.UU. y que puso fin a siete años de complicadas negociaciones. A su vez, el presidente Barack Obama celebró la firma del acuerdo.

“El Tratado permite que Estados Unidos -y no países como China, que esta fuera del acuerdo- escriban las normas de circulación (comercial) en el siglo XXI, lo cual es especialmente importante en una región tan dinámica como Asia-Pacífico”, señaló Obama en un comunicado.

Pero en algunos casos siguen existiendo dudas acerca del Tratado. Por ejemplo, la ceremonia de este jueves se vio empañada por grupos de manifestantes que, temerosos por el impacto de este acuerdo sobre el mercado laboral, bloquearon las calles frente al Sky City Convention Center. También por el lado de los gobiernos y los legislativos existen dudas, como es el caso del nuevo gobierno liberal de Canadá, el cual ya advirtió la semana pasada a través de su ministra de Comercio, Chrystia Freeland, que “muchos canadienses no se han decidido sobre el TPP y muchos más tienen dudas”, por lo cual habrá un examen en profundidad antes de ver si es ratificado.

Para el gobierno mexicano la óptica es diferente y la titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Claudia Ruiz Massieu Salinas, había dicho hace algunas semanas en entrevista que este acuerdo “es un complemento a nuestra estrategia de consolidarnos como una de las economías más abiertas del mundo a través de tratados de libre comercio”.