Más de 500 policías de Guerrero fungen como escoltas de los políticos y el narco

525 policías del estado de Guerrero están asignados como escoltas de familiares de presuntos delincuentes, empresarios, funcionarios y ex gobernadores.

Alrededor de 525 policías del estado de Guerrero están asignados como escoltas de familiares de presuntos delincuentes, empresarios, funcionarios y ex gobernadores, según una reportaje de Proceso.

La investigación evidencia el desvío de funciones y el uso discrecional de recursos y bienes públicos para el beneficio de los allegados a las élites del gobierno y del crimen organizado.

El reportaje detalla que este mal uso de funciones coincide con un déficit de personal para esclarecer los crímenes de la entidad. Por ello, la Policía Federal ha tenido que asumir las funciones de seguridad pública.

La infiltración del narco en las corporaciones policíacas tiene largo alcance. Un antecedente reciente es el asesinato de un escolta de un colaborador del cártel de los Beltrán Leyva, Alonso Piedra, en 2010, quien fue identificado como agente de la Policía Ministerial.

Con información de Proceso.