‘Cuiden su cartera’, le dice nuestro ejército a militares extranjeros

Altos mandos de seguridad de 63 países vinieron a México esta semana a capacitarse en derechos humanos. Oh, sí: en colaboración con la Cruz Roja, la Sedena está capacitando a alguien más en derechos humanos. Sin embargo ese es apenas el comienzo del chiste: el ejército mexicano le hizo una cordial advertencia a los 87 generales y coroneles del mundo: aguas con los asaltos, la clonación de tarjetas y hasta con comer en la calle. (Vía: Reforma)

“Les advirtieron que tuvieran cuidado hasta de ‘la venganza de Moctezuma'”.

Hasta el ejército sabe que el horno no está para bollos en seguridad y, aunque le explicaron a las fuerzas castrenses internacionales que la Ciudad de México es muy segura a comparación de otras ciudades de la República, igual los llenaron de advertencias nada exageradas. El mensaje se puede resumir en un simple y serio: aguas con la cartera.

via GIPHY

Primero les recomendaron no pisar ciertas delegaciones, como Iztapalapa, Venustiano Carranza, Gustavo A. Madero, Coyoacán y Cuauhtémoc que concentran tres cuartas partes de los delitos cometidos en la Ciudad de México.

Eso sí: les aclararon que por supuesto que podían salir sin miedo a las zonas turísticas de Cuauhtémoc y de Coyoacán. Pero ahí no terminaron las recomendaciones.

También se les dijo que tuvieran mucho cuidado con sus tarjetas de crédito y que siempre pidieran terminales móviles y nunca las perdieron de vista a la hora de pagar. De la misma forma les recomendaron no tomar taxis en la calle y optar, en su lugar, por aplicaciones.

via GIPHY

Además, les hicieron severas recomendaciones sobre cruzar los barrios aledaños a la Basílica de Guadalupe y sobre no aceptar drogas en centros nocturnos porque, ya saben, es ilegal en este país, lo cual debió haber sido muy triste para los militares provenientes de Portugal y Holanda.

Como si no fuera suficiente chiste amargo que vengas militares del mundo a recibir capacitación sobre derechos humanos justamente en México, deshicieron una última recomendación que ya sólo nos movió a la risa: les dijeron que tuvieran cuidado con comer en la calle porque, ya saben, los extranjeros a veces tienen un estómago propicio para que las bacterias mexicanas funden ahí mero su casa de usted. La venganza de Moctezuma no perdona ni siquiera a los militares. (Vía: Reforma)

via GIPHY

En este mundo enfermo y triste es decisión de cada quién reír o llorar; con el caso de estos militares, expertos en seguridad a los que alertan sobre la inseguridad, nosotros optamos por llorar y reír, todo al mismo tiempo.

via GIPHY