Luego de 22 años el CFJ dejó sin efecto la orden de aprensión contra “Marcos”

Sin embargo, en términos reales, la orden de captura contra el subcomandante Marcos nunca fue aplicada.
Marcos

El subcomandante insurgente Marcos, aquel que fuera portavoz, mando militar y uno de los líderes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), ya no es un prófugo de la justicia. Y es que el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó este martes que el subcomandante, unos de los emblemas más visibles de EZLN, le han prescrito los delitos por los que fue acusado en 1995: sedición, motín, terrorismo, conspiración, uso de armas exclusivas de las fuerzas armadas y provocación de un ilícito.

Con lo cual ahora ninguna autoridad tiene orden de aprehender al subcomandante, ya que transcurrió el tiempo en que legalmente se le podía imputar por estas acusaciones. El juez federal Juan Marcos Dávila, titular del juzgado primero de distrito con sede en el estado de Chiapas, decretó el sobreseimiento o desechamiento de la orden de captura girada contra del subcomandante. El citado juez estableció que todos los delitos prescribieron el pasado 12 de febrero, 21 años después de que se instruyó la captura de los líderes zapatistas.

Sin embargo, la decisión del CJF no cambia el escenario actual del grupo armado. También hay que recordar que la figura de Marcos ya no existe. El 26 de mayo de 2014, el personaje anunció la desaparición de su figura que se transformó en el subcomandante insurgente Galeano. 

Y aunque oficialmente no se conoce su nombre, el gobierno mexicano lo identificó como Rafael Sebastián Guillén Vicente. El 9 de febrero de 1995, el gobierno del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, por medio del entonces titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Antonio Lozano Gracia, “identificó” en una conferencia de prensa al subcomandante Marcos como “Rafael Sebastián Guillén Vicente”  y dijo que se había pedido una orden de aprehensión contra él y varios líderes zapatistas.

En aquella ocasión, frente a los medios de comunicación, Lozano Gracia mostró una fotografía que dio la vuelta al mundo, la cual mostraba supuestamente al subcomandante sin su característico pasamontañas. Ese mismo día el procurador dio a conocer que el subcomandante “también era identificado como Zacarías”.

A su vez,  Consejo de la Judicatura Federal concluyó que “del 9 de febrero de 1995 al 12 de febrero de 2016, ha transcurrido el término que establece la ley para que opere la prescripción de la acción penal que pudiera ejercer la representación social de la federación (PGR), esto es, 21 años” contra el subcomandante insurgente Marcos y 12 personas más acusadas por los mismos cargos.

Ante este nuevo escenario, y a partir de ahora, el subcomandante podrá volver reaparecer públicamente ya que la PGR quedó impedida con este fallo judicial de prescripción de detenerlo. Sin embargo, en términos reales, la orden de captura contra el subcomandante nunca fue aplicada, ya que en el 2001 Marcos recorrió la mitad del país en una caravana sin que se hubiera cumplimentado dicha orden.

El EZLN salió a la luz pública en el estado mexicano de Chiapas el 1 de enero de 1994, cuando un grupo de indígenas armados intentaron ocupar 7 cabeceras municipales el mismo día en que entraba en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), durante la administración del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari. El movimiento surgió cuestionando al sistema político mexicano sobre sus promesas de modernidad. Pero tras la represión militar recibida, el movimiento emprendió una actividad política, manteniendo siempre un carácter de izquierda radical.